NovaMás » Vida

SÁCALES MÁS PARTIDO

Madera, alambre o plástico: ¿Qué prenda debe ir en cada una de estas perchas?

Existe un tipo de percha específico para cada una de las prendas de nuestro armario, y hoy te explicamos cómo deberías utilizarlas.

Publicidad

Con la bajada del mercurio en los termómetros llega lo inevitable: el cambio de armario. Es una labor que nos lleva varias horas y que llega todos los años cada vez que empieza a hacer frío. Tener el armario bien organizado no solo nos garantizará encontrar las prendas mucho más fácilmente, sino que todo el tiempo invertido habrá valido la pena porque estaremos estirando la vida útil de la ropa.

Sin embargo, organizar el armario puede ser un verdadero quebradero de cabeza cuando tenemos una gran cantidad de ropa o compartimos espacio con otra persona. Siempre buscamos las mejores maneras de doblarla o colgarla para impedir que aparezcan arrugas, y las perchas son uno de nuestros mejores aliados para evitar que esto suceda.

Eso sí, existe un tipo de percha para cada una de nuestras prendas. No requieren las mismas necesidades un jersey de lana que una blusa, por lo que la elección correcta evitará que las prendas terminen deformadas o con arrugas. En el vídeo de hoy te explicamos punto por punto cómo sacarles el máximo partido.

¿Qué propósito tienen cada uno de los tipos de perchas?

- De madera. Las perchas de madera han sido diseñadas para impedir que algunas prendas terminen deformadas por la parte de los hombros. Son muy resistentes y aguantan mucho peso, razón por la que lo ideal sería utilizarlas para colgar abrigos, americanas o cazadoras.

- Alambre. Por otro lado, las perchas de alambre destacan por ser muy finas y ligeras, unas características que las convierten en la opción perfecta para colgar blusas y camisas. La forma aplanada permite que este tipo de prendas se mantengan intactas y lisas durante mucho más tiempo.

- Plástico. A pesar de que existen muchos tipos de perchas de plástico, el principal aspecto en común de la gran mayoría es que todas ellas son flexibles, gruesas y resistentes. Las que tienen los bordes redondeados son excelentes para colgar jerséis, y si son planas, para vestidos o camisetas de tirantes.

- Terciopelo. Finalmente, las perchas de terciopelo son ideales para prendas como la seda, camisas o blusas, ya que son antideslizantes y evitan marcas antiestéticas en la ropa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Por qué nunca tienes espacio en tu armario (y cómo solucionarlo)

Publicidad