PREGUNTAMOS A UN EXPERTO

Hipersalivación: qué es y cómo se cura

El Dr. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas de España, nos explica los síntomas y causas de la hipersalivación.

Lengua

Lengua iStock

Publicidad

STORIES

Se calcula que los humanos producimos entre un litro y un litro y medio de saliva al día si estamos correctamente hidratados. Esta cantidad de líquido producido por las glándulas salivales nos permite tener la boca humedecida, hablar correctamente, deglutir y saborear. ¿Pero qué pasa si producimos más saliva de lo normal?

La producción de saliva a niveles altos se conoce como hipersalivación, tialismo o sialorrea; para saber más sobre esta patología bucal, hemos hablado con el doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas de España.

Él nos ha aclarado que, realmente, la hipersalivación no es en sí una enfermedad, sino un signo de otra afección subyacente. También apunta que "puede deberse a una verdadera producción más elevada de saliva o bien a la incapacidad para tragar y eliminar la saliva de la boca".

¿Qué produce la hipersalivación?

La producción excesiva de saliva puede aparecer en algunas etapas del embarazo, sobre todo en el primer trimestre. También puede deberse a infecciones nasales o amigdalares o aparecer a causa del veneno de algunos réptiles u hongos. El experto nombra también las prótesis removibles y algunos medicamentos, entre muchas otras posibles causas.

En cambio, si el problema es la poca capacidad de deglutir la saliva producida, las principales causas son el Parkinson, la ELA, el síndrome de Down o los accidentes cerebrovasculares.

¿Quién puede padecer hipersalivación?

La hipersalivación afecta a muchas personas, pero en grado muy diferente. Producir mucha saliva "se considera normal hasta los 3 o 4 años de edad debido a los cambios en la dentición", afirma el doctor. Pero realmente puede darse tanto en población infantil como en adulta, originado por diferentes causas. "Es mucho más frecuente entre quienes sufren enfermedades neurodegenerativas", añade.

Síntomas de la hipersalivación

Las personas que la sufren, pueden tener problemas al hablar y al comer, labios agrietados e infecciones -dermatitis- en la piel de la zona perioral. Además de las lesiones físicas, el presidente del Consejo General de Dentistas de España también señala que la hipersalivación puede causar ansiedad y disminución de la autoestima.

Para detectar el problema de salivación desde el inicio, el doctor recomienda estar atentos a posibles irritaciones alrededor de la boca y en el mentón, los labios agrietados, el mal aliento y las alteraciones en el sentido del gusto.

Cómo curar la hipersalivación

Una vez detectado el problema, hace falta encontrar un tratamiento para curar la hipersalivación. El especialista en odontología nos ha explicado que el primer paso para remediarla es realizar "un adecuado diagnóstico de las posibles causas que la provocan".

Una vez encontrada la afección, existen varios posibles tratamientos, como "la terapia del habla y el control del cierre labial, determinados medicamentos que reducen la producción de saliva -aunque la mayoría tiene efectos secundarios-, el empleo de toxina botulínica y, en casos extremos, cuando está indicada, la cirugía".

Por último, el experto apunta que se ha comprobado que el cepillado dental y el uso de determinados colutorios mejoran, al menos temporalmente, algunos casos de hipersalivación.

Novamas » Vida

Publicidad