NovaMás » Vida

SUBIDA DE PRECIOS

El hilo viral de un agricultor que muestra la crisis del sector pese al aumento del IPC

Pese a que el precio de sus productos ha aumentado no es una garantía de beneficios para los agricultores y ganaderos. El hilo de Twitter que lo explica.

Agricultor excavando

Pixabay Agricultor excavando

Publicidad

El IPC se ha situado en su punto más alto en los últimos 37 años llegando a un histórico 9,8%. Esta inflación desproporcionada puede provocar serios problemas a la hora de producir alimentos en nuestro país ya que, si el sector agroalimentario ya estaba mal antes de esta crisis provocada por el conflicto entre Ucrania y Rusia, por los pocos beneficios que obtienen los agricultores y ganaderos, con estas cifras a muchos se les complica el poder continuar con esta profesión. Así lo ha explicado a través de Twitter un agricultor llamado @ImSeudo a través de un extenso hilo sobre cómo está la situación actual.

ImSeudo comienza el hilo recordando algunos precios de 2019, previos al estallido de la pandemia de coronavirus donde los agricultores ya comenzaban a movilizarse para obtener precios más dignos por sus cultivos. Este agricultor asegura que en aquella época se pagaba el trigo a 190 euros la tonelada, el girasol a 330 euros y el aceite de oliva a 2.600 euros. Actualmente esos precios son muy distintos ya que el trigo se paga a 400 euros la tonelada por lo que ha aumentado en tres años un 210% su precio. También ha subido el aceite de oliva a 3.600 euros la tonelada, un 138% más y aunque esto podría ser un alivio para para los agricultores porque evidentemente venden más caros sus productos lo cierto es que la realidad es muy diferente. ImSeudo afirma que en 2019 pagaba el gasoil a 0,65 euros el litro y que en la actualidad está pagando a 1,45 euros el litro y eso asegurando que están exentos de bastantes impuestos que suele tener el gasoil, pero que aún así este se le ha incrementado el precio en un 223% en tres años.

Esta subida de precios, señala este agricultor, también se refleja en los abonos utilizados que ahora mismo están al triple de su precio habitual, por lo que muchos optan por reducir el abono o ni siquiera utilizarlo, por lo que "menos abono, menos producción" puntualiza. Por lo que augura que no se va a tener una buena cosecha en España.

En el caso de la ganadería se está viviendo un proceso similar, el ejemplo que cuenta ImSeo es el de una persona con un criadero de cerdos. Ya comenta que en 2019 cebar esos cerdos ya era algo poco rentable por cobrar 16 euros la arroba (la arroba es una medida de peso ya en desuso pero que entre agricultores se sigue utilizando, varía dependiendo de cada zona o incluso entre comunidades y oscila entre los 11 y los 13 kilos de peso. En el caso de los cerdos también se pueden medir por arrobas por lo que un cerdo de 160 kilos serían unas 13 o 15 arrobas).

Actualmente la arroba se cobra a 26 euros por lo que este criador ha decidido directamente vender sus lechones. La explicación de que, aunque actualmente sacara más beneficio y aun así haya decidido venderlos lo explica en el siguiente tuit, si decides alimentar al cerdo gastándote unos 500 euros en pienso porque obtendrás beneficio al estar el precio a 26 euros la arroba y dentro de unos meses este te baja a 20 euros la arroba, ya no te habrá compensado haber invertido tanto dinero en el pienso. Literalmente ImSeudo señala "simplemente te vas a arruinar".

Y añade que es por ese mismo motivo que los cerealistas no están invirtiendo, asegura que se puede ganar mucho dinero con el cereal pero si a la hora de cosechar el precio ha bajado quizá no te compense lo invertido en gasoil, abonos y fitosanitarios.

Este agricultor sigue con más ejemplos, asegura que en el caso del aceite aunque suba el precio van a seguir con el cinturón apretado.

Por todos estos motivos, este agricultor señala que 2022 va a ser un año poco productivo en muchos sentidos.

Seguro que te interesa:

El método japonés de ahorro que deberías empezar a poner en práctica

Publicidad