Novamas » Vida

CONSEJO

La forma correcta de guardar los tomates para que no se pongan malos al poco tiempo

Los tomates son uno de los alimentos más versátiles de la cocina, pero se echan a perder muy rápidamente si los dejamos varios días en la nevera.

Publicidad

Los tomates son un ingrediente básico de cualquier cocina. Se trata de un producto muy versátil que encontramos en el supermercado en una gran cantidad de variedades. Ya sea tomate en rama, de pera, cherry o kumato, no existen límites a la hora de añadir esta deliciosa fruta a nuestras recetas. Desde ensaladas hasta gazpachos, pasando por una rica salsa para acompañar los platos de pasta, los tomates además de adaptarse a cualquier necesidad, son baratos y ofrecen numerosos beneficios sobre la salud.

En el supermercado siempre nos aseguramos de llevarnos a casa las mejores piezas de fruta. Nos ponemos los guantes de plástico, tocamos los tomates uno por uno e introducimos en la bolsa los que están más maduros. Sin embargo, una vez pasan por caja y entran en contacto con el frío de la nevera, sabemos que tenemos unos pocos días para empezar a consumirlos. Pero si nos despistamos y tardamos un tiempo en gastarlos, los tomates pueden echarse a perder muy fácilmente.

¿Cómo se puede conservar el tomate?

No hay nada peor que encontrar un tomate con la piel arrugada o incluso darle un bocado y notar una textura harinosa. Afortunadamente, y como ocurre con cualquier otro alimento, hay varias formas de conservar los tomates para que no se pongan malos en poco tiempo. En el vídeo se descubren consejos que pasan desde el momento de compra hasta trucos sobre cómo debe guardarse dentro del cajón de las verduras.

Si decidimos guardar los tomates en el frigorífico y no tenemos intenciones de consumirlos a corto plazo, es necesario guardarlos con el tallo boca abajo para evitar que pierdan humedad y terminen arrugados. No obstante, también se pueden conservar los tomates a temperatura ambiente: para ello basta con buscar un lugar fresco y apartado de la luz directa, colocarlos en fila de manera que no queden amontonados e introducirlos en la nevera cuando lleven un par de días fuera para que duren dos días más.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Trucos de los chefs para emplatar como en un restaurante profesional

Publicidad