NovaMás » Vida

Otro recurso para aprender sobre sexualidad

‘Fingering Stories’, el primer sex trainer de Instagram para educar sobre la importancia del orgasmo femenino

Ya está aquí, ya llegó. Ya podemos olvidarnos de nuestro PT (Personal Trainer) y darle la bienvenida a nuestro ST (Sex Trainer).

Placer

Placer iStock

Publicidad

Educar sobre la importancia del orgasmo femenino y ayudar a acabar con la desigualdad en esta materia es el reto de ‘Fingering Stories’, el primer sex trainer de Instagram. Se trata de darle visibilidad a un problema que, según el 7º Barómetro ‘Los jóvenes españoles y el sexo’ de Control, afecta a un 56.4% de mujeres que reconoce tener dificultades para llegar al orgasmo.

‘Fingering Stories’ no es una cuenta de Instagram cualquiera. Es una campaña que la conocida marca de preservativos ha lanzado en su 5c94a14a7ed1a83a1ed6d93e|||https://fotografias.antena3.com/clipping/cmsimages01/2019/03/22/F772B00A-E4C5-4B0C-A9D2-B5C05A540AC9/30.jpg

Para combatir esta injusticia ha llegado el primer entrenador sexual de las redes. ‘Fingering Stories’ incluye ejercicios para estimular tanto la zona del clítoris, como alrededor de los pezones y de el área perianal. Algo que nunca está de más recordar, porque a pesar de que el Barómetro asegura que el 86.5% de los encuestados da mucha importancia a los ‘juegos preliminares’, un 77.8% no sale de los besos y un 74.6% añade poco más que masajes y caricias a este momento previo de excitación antes del acto tan vital para la salud sexual de la pareja. Y, por lo tanto, para alcanzar el ansiado clímax.

La seguridad no está de más

Control ha apreciado en su estudio un leve incremento en el uso del preservativo como método contraconceptivo más usado por las parejas en sus relaciones sexuales. Un 68,2% de los jóvenes españoles aseguran usarlo, según el Barómetro. Aunque los datos siguen siendo alarmantes en lo que respecta a los métodos para protegerse ante infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados. Un 31.2% de los encuestados afirma usar preservativo, pero solo ‘ocasionalmente’, mientras que un 12.9% confiesa continuar empleando la ‘marcha atrás’ como método de prevención habitual. Algo especialmente preocupante si tenemos en cuenta que el 77,9% de los entrevistados afirma no conocer el estado de salud de sus parejas sexuales.

Publicidad