AVANCE CIENTÍFICO

Un estudio apunta que la ingesta moderada de café puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de endometrio

Es la investigación en la que se ha analizado un grupo mayor de mujeres de todo el mundo.

Taza de café

Taza de café Pexels

Publicidad

STORIES

Solo, largo, corto, con leche, cortado, con azúcar o sacarina… El café se puede tomar de múltiples formas según el gusto de cada persona. De hecho, es la segunda bebida que más se toma en el mundo, por detrás del agua.

Una de las propiedades más extendidas del café es que nos ayuda a reactivarnos por la mañana (el típico "sin café no soy persona", como dicen algunos) o a reducir esa sensación de somnolencia durante un día cansado.

Ahora la ciencia ha demostrado otra propiedad muy beneficiosa de esta bebida: podría reducir el riesgo de sufrir cáncer de endometrio (uno de los más frecuentes en mujeres en países desarrollados, por detrás del de mama, colon y pulmón).

Así lo ha demostrado un estudio liderado por un equipo de científicos del Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y la Universidad de Harvard.

Los resultados del estudio

Después de hacer un análisis con datos cruzados de casi 40.000 mujeres de todo el mundo (más de 12.100 sufrían esta enfermedad y más de 27.400, no), los investigadores han concluido que el riesgo de padecer cáncer de endometrio se reduciría un 10% si se toma café de forma moderada.

El dato es más esperanzador para aquellas mujeres con sobrepeso u obesidad, ya que la protección del café frente a la enfermedad es aún mayor (alrededor de un 10% más). Tener un índice de masa corporal alto puede ser un factor para la formación del cáncer de endometrio.

El estudio especifica que la ingesta tiene que ser de café solo, sin leche ni azúcar. Según la primera autora del estudio, Marta Crous Bou, "no se sabe a ciencia cierta" cuáles son "los mecanismos biológicos detrás de esta asociación", pero puede que tenga que ver con "los polifenoles u otros antioxidantes" presentes en el café. La acción de estos componentes reduciría los niveles de dos hormonas que pueden favorecer la aparición de tumores: los estrógenos y la insulina.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Se ha analizado la información de 40.000 mujeres que pertenecen al Epidemiology of Endometrial Cancer Consortium. Esta gran cantidad de muestra analizada es lo que diferencia este estudio de otros que se han hecho sobre este tema. Nunca antes se había analizado un grupo tan amplio.

Además, los investigadores han tenido en cuenta otros factores de riesgo, como por ejemplo, la diabetes, la edad de la menopausia o el consumo de tabaco.

¿Qué puede comportar este estudio en el futuro?

En declaraciones recogidas por el portal del Instituto Catalán de Oncología, Crous Bou cuenta que los resultados del estudio ahora publicado pueden ser un punto de partida para "plantear abrir las puertas a realizar ensayos clínicos con suplementos que contengan estos compuestos”. También podría ser posible hacer "pequeñas intervenciones en grupos de pacientes concretos con más riesgo de sufrir la enfermedad para poder observar su evolución”.

Y acaba con un mensaje esperanzador: "si se confirma el efecto beneficioso de los compuestos del café podría tener una repercusión importante en la Salud Pública".

Novamas » Vida

Publicidad