NovaMás » Vida

NO SON JUGUETES

Cosas importantes que hay que saber antes de adoptar o adquirir una mascota

No solo debemos incluir en el presupuesto anual la alimentación, las vacunas y cuidados, sino que debemos ser conscientes de la responsabilidad que adquirimos ya que, al igual que con los niños, en cualquier momento surgen imprevistos y hay que poder afrontarlos.

Gatos en adopción

Gatos en adopción Envato

Publicidad

Con la vuelta del verano y de cara al nuevo curso, muchas personas se deciden a ampliar la familia con una mascota. Aunque lo rápido es elegir por la belleza exterior del ¨bebé-mascota¨, es importante analizar los siguientes puntos para estar seguros de que elegimos el animal más adecuado a nuestro día a día.

Al igual que cuando vamos a comprarnos un coche, lo primero que hay que hacer es acercarse al centro especializado para comentar lo que buscamos y que nos digan qué opción es la más adecuada. Si todos siguiéramos este básico consejo, se evitaría que muchos animales acabaran abandonados a los 6 meses de su adquisición.

Cachorro
Cachorro | Envato

¿Quién elige la mascota?

Muchos padres de familia dejan elegir a los niños pensando que así se involucrarán más en el cuidado de la misma y sin embargo es el mayor error que se puede cometer. Somos los adultos los que debemos hacer la selección preguntando las necesidades de cada especie y si se adapta a las realidades de nuestra casa, y una vez que tengamos la idea acotada, elegir el individuo final con la familia.

Gato dentro de una cesta
Gato dentro de una cesta | Envato

¿Cuándo traemos a la mascota?

Es importante tener en cuenta que cuando cogemos un cachorro, nos esperan por delante 2 meses duros en los que tendrá que aprender las costumbres de la familia y deberemos dedicarle varias horas al día a ese aprendizaje.

Usar la mascota como regalo de cumpleaños, Navidad o comunión, suele ser mala idea si no se tiene en cuenta la premisa anterior y coincide con viajes o reuniones próximas.

Conejo
Conejo | Envato

¿Qué mascota elegimos?

La estampa más bucólica suele ser un cachorrito de perro en la alfombra del salón con el niño acariciándole y sonriendo. Pero ¿sabemos las necesidades reales que tiene nuestro futuro amigo canino?

Un perro cachorro tarda 5 o 6 meses en controlar los esfínteres, necesita juego cada día durante horas y si no se lo proporcionamos, lo buscará en nuestros muebles o sofás, necesita salir a socializar y quemar energía cada día y depende de la compañía humana.

Si los adultos trabajan hasta las 19:00h y los niños tienen extraescolares, no es buena idea coger un cachorro y pretender hacerle caso solo los fines de semana.

Los gatos, aunque demandan menos compañía, son más juguetones y curiosos y su alimentación es algo más costosa que la de los perros. Sin embargo, son más independientes y no es necesario sacarles a pasear. Una vez que son adultos, se adaptan bien a periodos cortos de soledad siempre que se les eche un ojo cada 2 días.

Los roedores, pájaros y peces parecen más sencillos y sin embargo requieren tantos cuidados como los anteriores. La higiene de su hábitat es fundamental y, si bien no acusan la soledad como un gato o un perro, si que necesitan estar en familia y con contacto directo para evitar estrés y con ello evitar enfermedades.

Perro acostado
Perro acostado | Envato

¿Qué coste tiene?

El motivo fundamental que suele retrasar el tener una mascota es el coste que supone para la familia.

No solo debemos incluir en el presupuesto anual la alimentación, las vacunas y cuidados, sino que debemos ser conscientes de la responsabilidad que adquirimos ya que, al igual que con los niños, en cualquier momento surgen imprevistos y hay que poder afrontarlos.

Hoy en día existe la posibilidad de seguros médicos para mascotas y es buena idea echar un ojo a los pros y los contras de los mismos antes de aventurarse en la nueva situación.

Gato jugando con una caja de cartón
Gato jugando con una caja de cartón | Envato

Y ahora, ¿qué raza elegimos?

Lo más común entre los amantes de los gatos es adquirir un minino recogido de la calle y ahí, es fundamental acudir al veterinario antes de decidirse al 100% ya que debemos saber si es macho o hembra, si tiene carácter sumiso o dominantes o si tiene alguna enfermedad infecciosa o parasitaria.

Entre las razas de perros, debemos investigar las necesidades de cada raza y dejar el aspecto externo de la misma en último lugar. Si viajamos con frecuencia, deberemos elegir una raza que podamos llevar con nosotros, ya sea mini para avión, o mediana para coche.

Si tenemos finca habitual o nos gusta el campo y vamos cada semana o bien tenemos una casa con jardín, una raza grande nos dará menos problemas que en un piso.

Las razas de caza o pastoreo necesitan mucho ejercicio y juego para desarrollar todo su potencial y evitar destrozos.

Las razas braquicefálicas no pueden acompañarnos en las caminatas por el monte.

En casas con niños elegiremos razas más familiares y si buscamos un perro de trabajo, investigaremos otras.

Como vemos en este artículo, no es tan inmediato adquirir una mascota. Por desgracia, lo más frecuente es escuchar frases como ¨a mi siempre me han gustado los mastines, es mi sueño de niño tener el perro más grande¨ o ¨yo quiero un Pastor Alemán Malinois, que eso si que es un perro¨ y directamente contactar con el sitio donde te facilitan el que mejor se adapta a la situación económica o de rapidez… sin más.

Ojalá los nuevos propietarios leyeran estos artículos y se dejaran aconsejar. Así evitaríamos muchos abandonos y cambios de propietarios tan estresantes para las mascotas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Síndrome del gato paracaidista: Cómo puedes evitar que tu mascota se tire por la ventana

Publicidad