PLAN AHORRO

Consejos para hacer la compra en tiempos de inflación

La inflación se está notando mucho en la cesta de la compra: necesitas más dinero para comprar lo mismo que antes.

Carro de la compra en un supermercado.

Carro de la compra en un supermercado. iStock.

Publicidad

STORIES

Hace varios meses que estamos notando la realidad de la inflación: Con el mismo dinero podemos comprar menos cosas.

Por eso, es muy importante que al realizar la compra no vayamos sin control. Ir a comprar sin organización previa puede afectar seriamente a tu dinero y tus ahorros.

Ajusta tu presupuesto

Lo primordial, como siempre, es el presupuesto. Tenemos que ajustar al máximo lo que asignamos en nuestro presupuesto a la partida de alimentación. Para ello nos hará falta revisar lo que hemos ido gastando en meses anteriores y hacer una media aproximada.

Una vez tengamos asignado lo que gastaremos en alimentación, tenemos que ceñirnos al máximo a ese gasto. Para eso, tenemos que llevar un control de nuestras idas al supermercado.

Cómo hacer la compra sin gastar más de la cuenta

Te voy a dar tres consejos que pueden ser útiles en tu día a día y que pueden marcar la diferencia entre cumplir tu presupuesto y no hacerlo.

Compara el precio de los productos

Analiza los alimentos que compras con frecuencia y fíjate en las ofertas de los supermercados. Pon sobre la mesa aquello que no puede faltar en tu despensa y en tu nevera. Es decir, todo aquello que realmente es esencial para ti, y haz una lista con esos productos.

Comprueba a qué precio están estos productos en tu supermercado habitual. Revisa los precios en los 3 o 4 supermercados más cercanos. En caso de que tu tienda de confianza no tenga el precio más barato, organízate para acudir al más económico y así tener más margen de tu presupuesto para otros productos.

Organiza menús semanales

Otra cosa fundamental es organizar los menús semanales.

Dedica un rato del fin de semana para anotar ideas de comida para toda la semana. Intenta que sean productos de temporada, ya que eso también ayuda a que el precio sea más económico.

A partir de la organización del menú semanal, haz una lista con los ingredientes que vas a necesitar e intenta ceñirte al máximo al realizar la compra.

Esto te ayudará a tener organizada tu despensa, a no desperdiciar alimentos que luego no vas a gastar y, sobre todo, a seguir al máximo tu presupuesto.

No vayas a comprar con hambre

Esta recomendación parece una tontería, pero es casi la más importante. Ir a comprar con hambre nos hace acabar comprando cosas que suben el presupuesto que tenemos asignado a alimentación.

A menudo son caprichos que realmente no aportan nada a nuestra alimentación. Así que te recomiendo que comas algo antes de acudir a tu compra semanal o mensual.

Como siempre recomiendo, organizarnos y poner un poco de orden nos va ayudar a llevar el control e intentar ajustarnos al máximo en cualquier parte de nuestro presupuesto que queramos mejorar.

Novamas » Vida

Publicidad