NovaMás » Vida

CUIDADO CON EL GATO

Cómo proteger tu árbol de Navidad si tienes gato

Te explicamos algunos trucos para hacer tu árbol a prueba de mininos.

Publicidad

A los gatos les resultan muy llamativos los adornos, la iluminación y las dimensiones del árbol de Navidad. Constantemente los vemos jugando con ellos, lo que puede llevarnos a pararnos las fiestas colocando adornos que se han caído o barriendo hojas de pino. Te explicamos algunos trucos para hacer tu árbol a prueba de mininos.

Si compartimos vivienda con un gato, inevitablemente tendremos que adaptar la decoración a nuestra convivencia con el animal. Una buena idea es elegir un árbol mediano o pequeño porque si se cae, no solo será menos probable que se lastime, sino que también será más fácil de decorar y limpiar.

Independientemente del tamaño, los gatos suelen centrar su atención en la novedad, razón por la que es aconsejable instalar el árbol sin ningún tipo de decoración y dejarlo así unos cuantos días. Cuando el animal haya perdido el interés, será el momento perfecto para decorarlo.

A los gatos les encanta trepar, así que el árbol de Navidad debería contar con una estructura firme para evitar que se caiga. Además, también sería conveniente alejarlo de zonas donde nuestra mascota se podría ver tentada a saltar sobre él, como por ejemplo una mesa, un sofá o una estantería.

Si ya es demasiado tarde para cambiar la decoración, podemos probar con métodos caseros para mantenerlos alejados del árbol de Navidad, como por ejemplo rociar zumo de naranja por todas las ramas. Sin embargo, si tu árbol tiene luces, es preferible que coloques en la base pieles de naranja. Los olores fuertes los mantendrán lejos.

...

Seguro que te interesa...

Consejos para colocar los adornos del árbol de Navidad

Publicidad