NovaMás » Vida

FIN DEL MATRIMONIO

Cómo llamar a un divorcio sin usar la palabra maldita

El fin del matrimonio es un tema tabú para aquellos más conservadores. Por eso hay tantas maneras de referirse a esta vía legal.

Acuerdo de divorcio

iStock Acuerdo de divorcio

Publicidad

La palabra ‘divorcio’ viene del latín divortium, cuyo prefijo indica separación y cuyo verbo se refiere a dar la vuelta. Este concepto nació para referirse a cualquier tipo de separación -por ejemplo, de tierras- pero con el tiempo terminó significando el fin de una unión conyugal. Actualmente, la palabra divorcio se refiere a una vía legal para disolver el matrimonio.

Durante muchos años, esta palabra ha estado muy mal vista en nuestro país, de hecho, el divorcio es algo relativamente nuevo, ya que se legalizó el 8 de junio de 1981. Hasta esa fecha, e incluso varios años después, romper el vínculo matrimonial era algo impensable para cualquier familia católica de bien.

En la actualidad, un divorcio ya no es ningún escándalo para la sociedad -de hecho, está a la orden del día-, pero sigue siendo una palabra que no es placentera de escuchar. A nadie le gusta hablar del desamor; las películas que nos hacen llorar son de desamor. “El amor lo puede todo”, nos dicen en las comedias románticas. Pero tristemente también acaba con todo.

Es por eso que en muchas ocasiones oímos hablar del divorcio con otras palabras o eufemismos que no impactan al oído de la persona que recibe la información. “Fin del matrimonio” o “cese temporal de convivencia”, son dos de las formas más habituales para referirse a esta palabra “maldita”.

Todas las maneras de referirse al divorcio sin decir divorcio

Aparte de las que acabamos de mencionar, hay muchas otras formas de referirse al divorcio. Los famosos normalmente anuncian sus separaciones señalando que “tomarán caminos distintos” o que “terminan su aventura”. Otros hablan de empezar “un nuevo capítulo por separado”.

“Partir peras” es otra de las expresiones habituales en un lenguaje coloquial que, para sorpresa de muchos, realmente significa tratar a alguien “con familiaridad y llaneza”, según indica la RAE. Aunque todos le damos un sentido contrario.

“Descasamiento” es otra de las palabras que se pueden usar en esta situación y que, en este caso sí, la RAE recoge como sinónimo de divorcio.

Una manera más romántica de referirse a la liquidación del matrimonio -apuntad, otro sinónimo- es indicar que dos personas “han dejado de estar hechas la una para la otra”. También hay quienes hablan de “darse un tiempo” o “tomar distancia”.

Frases célebres

En este sentido, también podemos encontrar frases célebres que le aportan un toque de humor a esta situación tan triste que divide a las familias. El actor y humorista Groucho Marx nos dejó una frase que dice que “la principal causa de divorcio es el matrimonio”. Y razón no le falta, ¿verdad?

“Lo poco que conozco del matrimonio procede de lo mucho que sé del divorcio”, de David Brown, es otra típica frase de Pinterest sobre esta disolución de la sociedad conyugal -y aquí otro sinónimo-.

Divorcios en España

El de Ezequiel Garay y Tamara Gorro y el de Marc Bartra y Melissa Jiménez son dos de los divorcios que más nos han impactado en las últimas semanas. Pero el gran bombazo informativo de este inicio de año ha sido, sin lugar a dudas, el de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, motivado por la relación extramatrimonial del exbalonmanista y Ainhoa Armentia.

Estos casos famosos son solo el reflejo de la sociedad española. Según los últimos números que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2020 hubo un total de 77.200 divorcios en nuestro país. Estas estadísticas también indicaron que la duración media de un matrimonio se bajó a 16 años y medio, tras haber subido sin parar desde el 2013 hasta 2018.

Con tantos matrimonios rotos, no es de extrañar que existan tantos sinónimos, ¿no?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Mi pareja no quiere practicarme sexo oral, ¿qué puedo hacer?

Publicidad