NovaMás » Vida

HIGIENE

Cómo limpiar el móvil y su funda correctamente

Es muy importante mantener limpio el teléfono, ya que es un foco de bacterias potencialmente dañinas.

La higiene de manos se tiene que complementar con la limpieza del móvil.

iStock La higiene de manos se tiene que complementar con la limpieza del móvil.

Publicidad

A raíz de la pandemia de Coronavirus hemos tomado conciencia de lo importante que es lavarse las manos de forma correcta y a menudo. Con las manos lo tocamos absolutamente todo y, si las mantenemos limpias, podemos evitar la propagación de virus y microbios. Y, de paso, evitar ponernos enfermos.

El hábito de lavarse las manos con frecuencia no solo ayuda a combatir la Covid-19, sino que también es eficaz para prevenir resfriados, gripe y otras enfermedades que se propagan fácilmente.

Pero para que nuestra higiene sea efectiva, también hace falta que llevemos al día la limpieza de nuestro móvil y su funda, ya que han pasado a estar prácticamente todo el día en nuestras manos. Los smartphones, en muchos casos, son ya casi como una extensión de nuestro brazo, por lo que acumulan una gran cantidad de gérmenes.

Solamente hace falta pensar en la multitud de superficies en las que dejas el móvil cada día para darte cuenta de la suciedad que puede haber acumulado: la barra de un bar, la mesa de la oficina, la repisa de un cuarto de baño, por ejemplo. O en las situaciones en las que tocas un elemento que puede contener gérmenes, como la tapa de un váter, el estropajo de lavar los platos o una simple barandilla de escalera… y luego coges el móvil con las manos.

¿Cómo debemos limpiar la funda de nuestro teléfono móvil?

En casa

Primero de todo, hay que diferenciar entre limpiar y desinfectar, y ambos procesos deben llevarse a cabo. El primero elimina la suciedad y gran parte de los gérmenes que hay en la funda o, en el caso de no llevarla, en el móvil. El segundo erradica los gérmenes que resisten a la limpieza.

Según indica la OCU, para limpiar el móvil y la funda que lo envuelve, se deben llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Apagar el dispositivo y sacarlo de la funda.
  • Utilizar un paño “suave y sin pelusas” como el que usamos para los cristales de las gafas, añadir agua y jabón y limpiar el móvil. Hay que tener especial cuidado con la lente de la cámara, que se debe frotar con suavidad para evitar que se raye.
  • Retirar los restos de jabón con una toallita húmeda que contenga un 70% de alcohol o bien con otro paño mojado en una solución de agua y alcohol.
  • Limpiar la funda con agua y jabón y secarla bien antes de volver a ponerla en el móvil.

En el caso de que tengas una funda transparente, déjala un rato en lejía o en una solución de agua tibia con bicarbonato para evitar que se ponga amarillenta. Este truco no resulta muy efectivo para blanquear una funda que ya se ha estropeado, pero sí sirve a modo de prevención.

Fuera de casa

Para hacer un mantenimiento de la higiene del teléfono o su funda, puedes llevar encima siempre unas toallitas desinfectantes e irlas usando cada vez que hayas expuesto el móvil a una superficie potencialmente sucia.

¿Cuándo debo limpiar mi móvil?

Sería ideal limpiar el móvil o su funda cada día al volver a casa, para evitar contaminar las superficies de los muebles y tejidos. Y cuando estés fuera de casa, siempre que sea posible. Sobre todo es importante pasarle una toallita desinfectante antes de comer o de manipular alimentos -por ejemplo, si vas a cocinar una receta mirándola a través del móvil-.

En el libro ‘123 preguntas sobre coronavirus’ también recomiendan meter el móvil en una bolsita de congelados tras su uso fuera de casa. Pero como todo en la vida, mejor sin obsesionarse, puesto que estar expuestos a espacios y objetos permanentemente estériles nos vuelve, también, más vulnerables a las infecciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Así se limpia correctamente el ordenador: te sorprenderá lo que vas a encontrar.

Publicidad