NovaMás » Vida

TRUCO CASERO

Cómo limpiar sin esfuerzo la grasa del culo de las sartenes

Recupera la brillantez de tus utensilios de cocina sin frotar.

Publicidad

Cuando compramos una sartén nueva quedamos deslumbradas por la brillantez del material recién estrenado. Ya sean de aluminio, de acero inoxidable o de titanio, cuando esta herramienta de cocina es nueva parece que nada pueda acabar con su resistencia.

Desafortunadamente, la ilusión del primer día se acaba pronto, ya que, a los pocos días de su uso, el culo de la sartén va adquiriendo una tonalidad marrón que acaba por volverse completamente negra. Entonces, nada queda de aquella sartén reluciente que compramos y acaba por igualarse con todas las otras que ya teníamos.

Aunque esta suciedad parezca imposible de eliminar, el hecho es que existe un truco casero de lo más sencillo que devolverá el brillo a tus sartenes. A continuación, te explicamos cómo conseguirlo.

¿Por qué se ensucia el culo de las sartenes?

La cocina es uno de los espacios más sucios de cualquier hogar. Aunque limpiemos la zona con regularidad, su uso continuado hace que se acumule la grasa a diario, incluso en los rincones menos visibles.

El caso de las sartenes no es una excepción. Estas herramientas están continuamente en contacto con una estructura que es el destino de muchos derrames de comida: los fogones. Esto hace que acumulen mucha grasa que, con el calor, se quema y se pega a las superficies en contacto, como el culo de las sartenes.

Además, cuando vertimos el contenido de una sartén en los platos, es muy frecuente que lleguen gotas de grasa en la base y, cuando la volvemos a poner en el fuego, se forman los pegotes negros.

El truco para eliminar la suciedad de las sartenes

Mucho se ha hablado de cómo acabar definitivamente con la suciedad incrustada en el culo de las sartenes. La mayoría de las técnicas insisten en que lo más útil es frotar con un estropajo con detergente lavavajillas y agua caliente.

Pero sabemos bien que, aplicando esta técnica, no solo no conseguimos los resultados esperados, sino que además, derrochamos un esfuerzo y empeño inútiles en el intento.

El truco para dejar de frotar y recuperar el brillo de las sartenes consiste en utilizar sal, bicarbonato y vinagre. Así es cómo debes hacerlo:

1. Espolvorea el culo de la sartén con sal y bicarbonato hasta cubrirlo por completo.

2. A continuación, añade el vinagre.

3. Cubre la superficie con papel de cocina.

4. Deja que el producto actúe durante 30 minutos.

5. Retira el papel y frota con suavidad con la ayuda de un estropajo o esponja.

6. Verás que la suciedad incrustada se despega con facilidad y sin apenas insistir.

Tips para evitar que el culo de la sartén se ensucie

Regula la potencia del fuego

No abuses de poner el fuego demasiado alto y juega con la potencia. De este modo, evitarás que la comida se queme y, por lo tanto, que se pegue a la sartén en forma de pegote negro.

Acero inoxidable o hierro fundido

En el caso de que tengas que preparar recetas que necesiten fuego fuerte, opta por sartenes de acero inoxidable o de hierro fundido, ya que estos materiales son más antiadherentes.

Enfriar la sartén

Una vez la hayas utilizado, si no la friegas de inmediato es recomendable que dejes la sartén en remojo para evitar que la grasa se solidifique. Sin embargo, no es una práctica que puedes hacer a diario, ya que tiene la contraindicación de dañar la capa antiadherente de la superficie.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Trucos de limpieza que en realidad no funcionan

Publicidad