CAMBIO DE ARMARIO

Cómo lavar las mantas polares, de pelo o lana y no estropearlas

Con la bajada de temperaturas es hora de sacar las mantas, si las quieres lavar tienes que tener en cuenta su tejido para no dañarlas.

Publicidad

STORIES

Con la llegada del frío volvemos a sacar las mantas que previamente guardamos en el armario, pero si notas que han cogido cierto olor al estar tanto tiempo guardadas y quieres lavarlas, así debes limpiarlas correctamente dependiendo de si son mantas de pelo o lana y sin estropearlas. Te explicamos cómo poner tus mantas a punto para empezar a usarlas lo antes posible.

Para conservarlas como nuevas año tras año lo primero que debes hacer es fijarte en la etiqueta de la manta y sobre todo comprobar de qué tejido está hecha, ya que no es lo mismo lavar una manta de lana que una de terciopelo. Además, según el tamaño puedes meterla en tu lavadora o lavarla a mano, por lo que si es muy grande puede que no entre en la lavadora, se limpie mal o incluso estropee el tambor. Ten en cuenta que además del peso y del tamaño de la manta hay que considerar el peso que tiene cuando está llena de agua.

Mantas de invierno
Mantas de invierno | Envato

Cómo lavar las mantas de lana

Las mantas hay que sacudirlas cada cierto tiempo para quitarle las pelusas y el polvo. Eso sí, no olvides airearlas y ponerlas al sol para eliminar los posibles ácaros. Sin embargo, esto no es suficiente, ya que pueden quedarse restos. Por ello, según su tejido se aconseja lavarlas a mano o con una lavadora.

Si son de lana, puedes lavarlas en la lavadora, pero siempre con agua fría, con el programa más corto y que sea exclusivamente para prendas delicadas y con un detergente especial para conseguir mantener su suavidad. En ningún caso se recomienda el uso de suavizantes porque estropea los tejidos.

Si prefieres lavarlas a mano, como se muestra en el video, debes usar un barreño o una bañera con agua fría y añadir detergente líquido. Después, deja la manta en remojo durante 20 minutos y muévela de vez en cuando para que el detergente penetre bien en la prenda. Pasado este tiempo, aclara la manta con agua fría hasta haber eliminado completamente el jabón y deja que se seque al aire libre sin escurrirla, ya que puedes estropearla.

Cómo lavar las mantas de pelo

Si son mantas de pelo se deben lavar a mano de la misma forma que las de lana, pero, eso sí, la posición de secado es diferente. En este caso, se debe posicionar horizontalmente. Las polares conviene lavarlas de forma frecuente, pero en caso de meterlas en la lavadora hay que seleccionar el programa para prendas delicadas a baja temperatura y con un detergente normal. A diferencia del resto, puedes secarlas en la secadora, pero a la temperatura mínima.

Seguro que también te interesa...

Cómo lavar las mantas de invierno correctamente

Novamas » Vida

Publicidad