Novamas » Vida

BLANCOS DE NUEVO

Cómo lavar los calcetines para devolverles el blanco impoluto

A medida que pasa el tiempo parece casi inevitable que nuestra ropa pierda ese blanco impoluto que tenía cuando la compramos, pero existen algunos trucos que podrán ayudarte.

Publicidad

Muchas veces no quedamos satisfechos con el resultado de la ropa cuando sale de la lavadora, y esto no sólo nos pasa con la ropa blanca. Al lavar la ropa negra cada vez se pone más gris, los vaqueros pierden su tono y su firmeza, y los colores vivos que antes había en los vestidos desaparecen. En el vídeo te explicamos cómo puedes conseguir que el blanco impoluto vuelva a tu armario, pero si tu preocupación es la ropa de color también hay varios trucos que te pueden servir.

Antes de poner la lavadora de ropa negra, asegúrate que tus prendas estén al revés. Esto no sólo protegerá el color, sino que también podrá evitar que cualquier pelusa de otro color se pegue, y la ropa se vea mucho más desgastada.

También es recomendable lavar toda tu ropa en agua fría. Aunque el agua caliente es más eficaz al quitar manchas, puede decolorar y desgastar tu ropa mucho más rápido. Si optas por el agua fría, usa detergentes líquidos, ya que los detergentes en polvo no se disuelven igual de bien. Por último, si tus prendas negras ya están bastante descoloridas, puedes optar por poner algún colorante o tinte negro dentro de la lavadora que vuelva a teñir toda tu ropa de negro.

Ya que los vaqueros fueron diseñados para no lavarse tan a menudo como las otras prendas, estos son algunos de los tejidos que más se descolora y desgasta al lavarse. Por suerte, existen algunos trucos para poder maximizar su vida.

Se aconseja lavar siempre tus prendas vaqueras a mano, no sólo para evitar el desgaste del material, también ayudará a proteger tus otras prendas, ya que estos suelen desteñir y podrían llegar a arruinar el resto de tu colada. Para ayudar a conservar el material, cambiar detergentes fuertes que dañan los tejidos por agua y vinagre también es recomendable. Esto conseguirá limpiarlos sin arruinar su color y firmeza.

Por último, si tu armario es más colorido, conservar los colores vivos y brillantes será de especial importancia. Uno de los mejores trucos caseros es remojar la ropa con agua y sal la noche antes del lavado. El cloruro de la sal permitirá que los pigmentos se fijen mejor al tejido. Leer las etiquetas de lavado, escoger el detergente adecuado para cada material, y poner las lavadoras con colores similares son otros trucos igual de importantes para evitar el desgaste de tus prendas.

Siguiendo los consejos que hemos aportado en el vídeo para la ropa blanca y los trucos que hemos ofrecido para tus prendas de color, podrás tener un armario lleno de ropa que luzca casi como nueva.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo lavar las mantas de invierno correctamente

Cómo hay que lavar (y cómo no) las mascarillas higiénicas reutilizables

Publicidad