TRUCOS CONTRA EL MAL OLOR

Cómo hacer para que las toallas no huelan a humedad

Después de un placentero y refrescante baño, el uso de toallas o albornoces puede provocar la aparición de mal olores. Pero esto ya no será un problema cuando descubras los tres productos fundamentales para evitar que tus prendas huelan a humedad.

Publicidad

Pocas cosas existen más placenteras y agradables como salir de la ducha tras un relajante baño. Olvidas el calor, por unos instantes, te envuelves en una toalla limpia, te secas y el olor a champú y acondicionador inunda tus fosas nasales. Sin embargo, de repente, es muy común que aparezca ese desagradable olor a humedad en prendas como las toallas o los albornoces de baño. Una incómoda sensación que hace desaparecer cualquier atisbo de relajación, placer o bienestar.

En esta línea, las toallas de baño, también los albornoces, están fabricadas para que puedan absorber el agua. Sin embargo, suele ser habitual que estén expuestas al contexto del lavabo, por lo que es común que acumulen humedad y terminen desprendiendo malos olores. Incluso, en ocasiones, ocurre nada más sacarlas de la lavadora y la secadora. De esta manera, se trata de un problema muy frecuente en los hogares españoles.

No obstante, desde NovaMás te explicamos cómo eliminar el olor a humedad de las prendas de baño y, en caso de que no haya aparecido aún esta desagradable sensación, poder evitar que nuestras toallas desprendan estos tufos.

¿Cómo evitar la aparición de malos olores?

  • Usa productos específicos para limpiar la lavadora cada tres meses. En ocasiones, estos malos olores provienen de la propia lavadora y se transmite a las prendas. Por este motivo, debemos mantener una limpieza e higiene correcta de nuestros electrodomésticos.
  • No dejes las toallas húmedas en el cesto de la ropa. Lo ideal es lavar estas prendas en el mismo instante y colgarlas bien estiras en un lugar donde corra bien el aire.
  • El baño no es el lugar idóneo para colgar las toallas, ya que se trata de un espacio donde se acumula mucha humedad. Por esta razón, debes colgar tus toallas en un lugar ventilado y siempre, nada más usarlas.
  • Ventila el baño para evitar la acumulación de humedad en el espacio y las toallas que se encuentran en él. Puedes utilizar deshumidificadores.
  • Limpia las toallas una vez a la semana. Si el accesorio realiza una función de secado de sudor u otros líquidos, más allá del habitual baño, debes lavarla después de cada uso.

Elimina el olor a humedad de las toallas

  • Separa las toallas y albornoces con mal olor del resto de prendas para evitar la transmisión de estos olores a toda la cesta de la ropa.
  • Introduce las toallas en la lavadora por separado para una correcta desinfección.
  • Lava las toallas y albornoces con agua caliente, alrededor de los 60º. Esta temperatura está considerada la más efectiva contra los gérmenes del olor. Si no es posible, utiliza desinfectantes que eliminen los malos olores.
  • No dejes las toallas dentro de la lavadora. Cuando el ciclo de lavado termina, retira todas las prendas para que no se acumulen gérmenes y aparezcan los malos olores.
  • Seca las toallas en un espacio ventilado y si es posible, allí donde dé el sol.
  • Antes de doblarlas y guardarlas, asegúrate de que las toallas están completamente secas.
Novamas» Vida

Publicidad