TEMA INCÓMODO

Cómo hablar de sexo con los adolescentes

Hablar de sexo a ciertas edades puede generar rechazo, pero es imprescindible transmitir a nuestros hijos que el sexo no es un tema tabú en casa y que pueden contar con nosotros para informarse y resolver dudas.

Una madre y un hijo en el ordenador

Una madre y un hijo en el ordenador Pexels

Publicidad

Como padres, sabemos que el sexo es uno de los temas importantes a tratar con nuestros hijos. Queremos que aprendan con información verídica, valores, creencias y principios morales o familiares. Sin embargo, no siempre sabemos cómo intervenir oportunamente en un tema complejo.

Cuándo hablar de sexo con tus hijos

A menudo, preferimos pensar que el sexo puede ser un tema que se explica y se aprende en la escuela y que por esta razón ya no hace falta tratar el tema en casa.

No obstante, vamos equivocados y es bueno reconocer que, en este asunto, es importante esforzarnos y hablar con ellos antes de que decidan informarse por ellos mismos por internet, a través de las redes sociales o con las amistades.

Hay que tener en cuenta que las nuevas generaciones viven una realidad muy distinta a la que nos tocó vivir a nosotros en la adolescencia.

Ellos ahora mismo tienen al alcance de un clic toneladas de información, imágenes, videos y contenido que puede ser muy explícito. Pero a su vez todo esto puede desinformar o transmitir mensajes que tergiversan la realidad.

Por todo ello es imprescindible estar muy presentes y que nos vean disponibles y abiertos a hablar con naturalidad.

Cómo hablar de sexo con nuestros hijos

Creemos que debemos preparar muy bien ese gran momento, en el cual compartiremos nuestros conocimientos con ellos en una gran charla y, con ello, podremos dar por finiquitado el asunto. Sin embargo, no funciona de esta forma.

Debemos intentar buscar continuamente pequeñas aportaciones que vayan sumando en relación a este tema. podremos aprovechar los momentos del día a día; por ejemplo:

  • Cuando estamos viendo una película, serie o video

    Puede ser positivo aportar algún mensaje importante de acuerdo a la situación o circunstancia de lo que vimos juntos.

  • Comentar con ellos sobre alguna experiencia personal o cercana

    Es importante que hablemos de nuestras historias, no solo de nuestros aciertos en estos temas, si no también de nuestros errores y los aprendizajes que hicimos gracias a esas equivocaciones.

  • Preguntar para conocer su opinión

    Otras veces, será recomendable hacerles algunas preguntas concretas, sin caer en un interrogatorio. En este caso lo importante será que estén dentro de un contexto sobre lo que acabamos de ver, escuchar o hablar.

  • Compartir datos y estadísticas reales

    Mantenernos informados y actualizados como padres es muy importante: leer libros, consumir contenido valioso y oportuno en páginas de internet, etc. Al conocer sobre esto, tendremos más recursos y herramientas que podremos transmitir con mayor tranquilidad y confianza.

  • Aceptar que no lo sabemos todo

    Tal vez en algunas ocasiones no tengamos la respuesta correcta de forma inmediata. En estos casos, es conveniente que ellos vean que somos sinceros al respecto y que podemos averiguarlo juntos si buscando la información. En este punto, además será importante guiarlos y enseñarlos a realizar búsquedas seguras.

¿Hay que hablar de sexo aunque nuestro hijo no pregunte?

En relación a estos temas, muchas veces pensamos que mientras nuestros hijos no nos pregunten, todo va bien y no hay dudas al respecto.

Sin embargo, hoy sabemos que eso no siempre es así. De hecho, a menudo pasa lo contrario: nuestros hijos pueden haber recibido información por parte de sus amistades o de internet y creean que lo saben todo cuando en realidad están llenos de dudas.

Por ese, es recomendable estar atentos e intervenir, tomando en cuenta la edad y el desarrollo maduracional, para abordar los temas necesarios, incluso cuando no nos hayan preguntado nada sobre el tema.

Novamas » Vida

Publicidad