Novamas » Vida

TRUCO

Cómo evitar que las moscas vayan a la fruta

Sigue los pasos que te enseñamos en el vídeo y las ahuyentarás de una vez por todas.

Publicidad

Las moscas de la fruta pueden llegar a suponer un auténtico incordio en la cocina de casa. Estos pequeños insectos voladores son capaces de oler la fruta podrida a mucha distancia, característica que les permite regresar al lugar con mucha facilidad.

Quizá te tranquilice saber que no proceden del interior de los alimentos. Siempre vienen del exterior atraídas por el olor. A pesar de que puedas espantarlas con un movimiento de mano, hay que reconocer que no es el método más eficaz.

¿Cómo evitar que se acomoden en la fruta?

Lo primero que te aconsejamos es que si ves que la fruta está madura en exceso guárdala en la nevera. De esta forma, no solo evitarás el fastidio de las moscas, sino que retrasarás la maduración del alimento para que no se pudra antes de que te lo vayas a comer.

En líneas generales son insectos que no soportan los olores fuertes. Así que puedes intentar utilizar aceites esenciales de menta, lavanda o clavo. Son ideales para mantenerlas al margen. Mezcla en un difusor el aceite y un poco de agua a partes iguales y rocía la zona que más atrae a los insectos. Al perfumar la zona, como si de un ambientador se tratase, verás cómo las moscas desaparecen al instante.

También, podemos crear una trampa y dejarla cerca de la fruta. Es tan fácil como doblar un papel, pegarlo con cinta adhesiva para que no se deshaga y cortar la punta para crear una especie de embudo.

A continuación, será necesario llenar un vaso con unos centímetros de vinagre de manzana. Es recomendable colocar un trozo de fruta para que actúe como cebo.

Por último, pon el embudo encima del vaso. Las moscas quedarán atrapadas dentro del recipiente. Con estos sencillos trucos caseros podrás mantener tu fruta libre de insectos todo el verano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Por qué las moscas te molestan si no hueles mal?

Publicidad