BIRRAS

Caña, tercio o mediana: Cómo pedir (bien) una cerveza en España

Encontrar el término correcto para pedir una cerveza en España no es tarea fácil.

Amigos tomando cerveza.

Amigos tomando cerveza. Pexels.

Publicidad

¿A quién no le apetece una caña bien fresquita para combatir el calor del verano? Está claro que la cerveza es una de las bebidas por excelencia en España. Es más, según informa Statista, la media de cerveza consumida al año en España es de unos 50 litros por persona, lo que representa, como mínimo, unas 210 cañas por cabeza.

Sin embargo, encontrar el término correcto para pedir cerveza en España no es tan sencillo como aparenta.

Uno de los puntos más curiosos de esta bebida es la cantidad de maneras en las que se puede servir y pedir la cerveza, aumentando así su abanico de consumidores alrededor del país.

Aún así, seguro que alguna vez estando de vacaciones en otra ciudad has oído un "¿perdón?" al pedir un tercio o te han mirado con cara rara al pedir una "clara".

¿Cómo se pide una cerveza en España?

Por todo ello, en NovaMás hemos querido hacer una recopilación de los términos más utilizados alrededor de España para pedir cerveza:

Caña

Es probable que las cañas sean el formato de cerveza con el nombre más normalizado en toda España. No obstante, no en todos los lugares te servirán lo mismo. Entendemos por caña un vaso de 200 ml, pero puedes encontrarte con tamaños un poco mayores según la comunidad autónoma. En Euskadi, por ejemplo, la famosa caña vasca se echa en una copa de 350 ml.

Corto, penalti o zurito

Dependiendo de tu lugar de residencia, será la primera vez que escuches estas palabras. Aún así, en Castilla y León es muy habitual irse de "cortos". Esta medida es la opción más escueta y su contenido oscila entre los 100 y los 140 ml. En Aragón, en cambio, deberías pedir un "penalti" y si te encuentras por Euskadi tendrías que llamarlo "zurito".

Quinto o botellín

El botellín de 200 ml es otro de los más pedidos en nuestro país y de los que menos discrepancia genera su denominación. Tal y como explican desde la Asociación de Cerveceros de España, "se trata de la botella más pequeña en la que se sirve la cerveza (botellín) y es la quinta parte de un litro (quinto)".

Tercio, media o mediana

Posiblemente este sea el término que más discusiones haya generado entre los cerveceros españoles. Y es que, mientras que en Cataluña pedirías una "mediana" y en Asturias o Cantabria dirías "ponme una media", en el resto de España, al botellín de 330 ml se le denomina comúnmente como "tercio".

Doble, tubo o cañón

Si partimos de la base de que el tamaño de una caña representa la medida oficial, una "doble" se tendría que servir en una copa de 400 ml. A pesar de ello, en Euskadi deberías pedir un "cañón", un "tubo" en zonas de interior o, simplemente, una "copa" en Cataluña.

Hay quien va un poco más allá y pide directamente una jarra, es decir, medio litro.

Clara, champú o "con limón"

Si eres más dulzón y no te gusta tanto el gusto amargo de la cerveza, es posible que suelas pedirte la "cerveza con limón". Lo que se conoce como "clara" en Cataluña, en Cantabria y parte de Euskadi se le llama "pica"; y en según qué bares de Guipúzcoa te servirían una "lejía". Sin embargo, si estás de viaje por Castellón o el sur de la costa catalana, deberías pedir un "champú".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo abrir un botellín de cerveza con un papel

Novamas » Vida

Publicidad