NovaMás » Vida

TOMAR EL SOL

¿Absorbo la vitamina D si tomo el sol a través de la ventana?

Un dermatólogo nos resuelve todas las dudas sobre la vitamina del sol.

Puedes absorber vitamina D tomando el sol a través de la ventana

Puedes absorber vitamina D tomando el sol a través de la ventana iStock

Publicidad

La variante ómicron está haciendo estragos y ha disparado los contagios por covid en esta sexta ola. A pesar de la vacunación, eso ha implicado que muchas personas se hayan visto obligadas a confinarse de nuevo para cuidarse y contener la expansión del virus.

El impacto del confinamiento sobre la salud mental, ampliamente estudiado y analizado, ha centrado buena parte de las preocupaciones, pero no ha sido el único efecto perjudicial para nuestra salud que ha causado el hecho de tener que encerrarnos en casa. Uno de ellos es la falta de vitamina D, la que todos conocemos como la vitamina del sol.

¿Qué es la vitamina D y cómo obtenerla?

El dermatólogo del Grupo Pedro Jaén, Jaime Company, explica a NovaMás que la “mal llamada” vitamina D es en realidad una hormona muy potente que está presente en todas las células de nuestro cuerpo y su impacto es muy importante ya que favorece la absorción de calcio y regula el fósforo del organismo. “Tiene papeles a múltiples niveles en nuestras células, pero principalmente la vitamina D hace que tengamos buena salud a nivel óseo y osteoarticular, expone. De hecho, añade, dos de las principales enfermedades relacionadas con la deficiencia de vitamina D son el raquitismo y la osteomalacia, ambas de naturaleza ósea.

Además, la vitamina D tiene otras funciones secundarias, sobre las que hay estudios, pero que hay que interpretar todavía con cuidado, que apuntan a que tiene un papel con respecto a la prevención del cáncer y de infecciones, como puede ser el covid.

Para producirla, Company subraya que la principal forma es la síntesis en la piel, esto es, a través de la exposición al sol. Igualmente, el dermatólogo explica que entre un 15 y un 20% se puede conseguir a través de la dieta. “Fundamentalmente, a través de los pescados grasos como el salmón, la caballa o el atún; también están muy enriquecidos con vitamina D los aceites de hígado de pescado”, detalla.

Los pescados grasos como el salmón proporcionan vitamina D.
Los pescados grasos como el salmón proporcionan vitamina D. | iStock

¿Puedo obtener vitamina D tomando el sol a través del cristal de la ventana?

El especialista asegura que sí, es posible, pero depende de muchas variables como la latitud o nuestro tipo de piel, entre otras. Cuando más clara tenemos la piel, más vitamina D vamos a sintetizar. “A efectos prácticos, tomar el sol a través de la ventana produce un efecto similar, solo se reduce un poco la exposición porque el cristal dispersa la radiación ultravioleta, pero es desdeñable”, conviene.

Para llegar a los niveles que necesita nuestro organismo, Company plantea una exposición al sol breve, de entre 5 y 30 minutos, en las horas centrales del día (entre las 10 y las 14 horas), en cara, piernas y brazos. Y propone consultar el índice de radiación ultravioleta para orientarnos acerca de la intensidad solar. “Si el índice es superior a 3, con 5 minutos es suficiente”, concreta.

Eso sí, recuerda que hay que tener mucho cuidado porque también nos podemos quemar tomando el sol a través de la ventana. “Si empezamos a quemarnos, evidentemente el prejuicio que sufrimos es mucho mayor que el beneficio que obtenemos”, advierte.

Tomar el sol desde la ventana es una buena opción si estamos confinados.
Tomar el sol desde la ventana es una buena opción si estamos confinados. | iStock

¿Qué cuidados debo tener en cuenta a la hora de tomar el sol?

Si vamos a exponernos al sol, nunca está de más refrescar conceptos para hacerlo de forma segura. En caso de no sufrir problemas de déficit de vitamina D, el dermatólogo del Grupo Pedro Jaén recomienda, como medidas generales, evitar exponernos al sol prolongadamente durante las horas centrales del día, entre las 10 y las 16 horas y protegernos a primera hora de la mañana con crema solar factor 50. “En nuestra piel caucásica y en un país con clima mediterráneo con muchas horas de luz, la recomendación general es renovar la crema cada dos horas”, añade, aunque puntualiza que no es lo mismo exponerse al sol en verano que en invierno

Asimismo, Company agrega que hay que tener mucho cuidado con las sombras y conviene protegerse aunque la exposición no sea tan directa. “Estar a la sombra no nos protege completamente del sol, cuando la radiación atraviesa la capa de ozono hay una parte que directamente incide de manera vertical; pero hay otra, el 30% aproximadamente, que se dispersa y nos afecta, por mucho que estemos en la sombra”, aclara. Por eso, aconseja protegerse con crema solar o prendas de ropa y sombrillas efectivas contra los rayos solares.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Mascota al rescate: el vínculo entre personas y animales de compañía mitigó los efectos del confinamiento

Publicidad