NovaMás » Vida

ACTIVIDADES NAVIDEÑAS

5 errores que cometemos cuando vamos a patinar sobre hielo

Sigue estos consejos para ser el rey de la pista.

Una persona patina sobre hielo en una pista exterior.

iStock Una persona patina sobre hielo en una pista exterior.

Publicidad

Una de las actividades más típicas de las fechas navideñas es el patinaje sobre hielo. Ciudades de todo el hemisferio norte celebran la Navidad montando pistas de hielo al aire libre y decorándolas con luces y abetos. Son ejemplos la del Rockefeller Center, en Nueva York, o la de la Plaza Roja de Moscú.

En España, la más famosa es la pista de patinaje Javier Fernández, el patinador español que ha sido bicampeón del mundo y 7 veces campeón de Europa. Esta pista se encuentra en la Plaza Colón de Madrid y ocupa 800 m². ¿Lo mejor? Que es sostenible y destina el 10% de los beneficios a Down España para facilitar la inclusión de las personas con Síndrome de Down.

Típicos errores de novatos

Al tratarse de una actividad poco común durante el resto del año, muchas personas se lanzan a ponerse los patines sin informarse previamente de lo que deben y lo que no deben hacer. Y así acaban teniendo muy malas experiencias, ya sea porque han pasado frío, porque les ha dolido mucho los pies o porque se han lesionado. ¿Cuántas veces hemos oído a gente quejarse de lo mucho que le duelen los patines?

Hemos elaborado un listado con 5 cosas que no debes hacer cuando vas a patinar sobre hielo:

1. Ponerte calcetín grueso. Muchas personas piensan que al estar deslizándose por el hielo van a pasar mucho frío en los pies y se ponen los calcetines más gruesos que encuentran en el armario. Este es uno de los errores típicos por los cuales luego nos duelen los pies. Ya que, si el patín es de nuestra talla, el calcetín grueso dificultará la circulación y hará que tengamos calambres. Unos calcetines del estilo ejecutivo -finos, pero no tanto como los de media-, son ideales para evitar estas molestias. Ahora bien, entendemos que muchas veces las botas que se alquilan no son demasiado cómodas y con el calcetín grueso se nota menos la incomodidad.

2. No apretarte los patines. Como resultan tan incómodos, muchos patinadores novatos llevan los patines muy sueltos y eso es lo que favorece las caídas. Para controlar bien el patín y evitar lesiones, es importante que la bota del patín sujete muy bien el tobillo. En la zona del empeine es donde se puede dejar más suelto.

3. Llevar ropa que cale. Parece obvio, sin embargo, hay mucha gente que va a patinar con falda y leotardos, leggings o pantalones de chándal de algodón. Eso, a la primera caída, queda empapado y puede hacer que cojas un resfriado de camino a casa. Lo mejor es llevar un tejido que sea impermeable o llevar un pantalón de recambio en la bolsa.

4. Caer hacia atrás. A pesar de que las caídas suceden de imprevisto, se pueden llegar a controlar. Para evitar hacernos daño, es importante que todo el rato patinemos con el peso de nuestro cuerpo tirado hacia delante. De este modo caeremos la mayoría de veces hacia delante y podremos poner las manos para evitar daños mayores. Las caídas hacia atrás en el hielo son más peligrosas.

5. Levantarte igual que en el suelo. Es habitual ver a gente levantarse del hielo de cualquier forma y volverse a caer. La manera correcta de hacerlo es colocándose de rodillas en el hielo, pasar una pierna delante colocando la cuchilla sobre el hielo y, con las dos manos, empujar sobre el cuádriceps para levantar el resto del cuerpo.

Y un apunte antes de acabar: las cuchillas no están tan afiladas como para cortarte los dedos de la mano. Es muy poco probable que la cuchilla de un patín te pueda provocar un corte, así que no le tengas miedo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Estos son los errores más comunes cuando practicas deporte.

Publicidad