PROPÓSITOS QUE IMPORTAN

3 cambios sencillos para iniciar un estilo de vida más sostenible

Si uno de los propósitos que te has marcado este nuevo año es iniciar un estilo de vida más sostenible -para cuidar el medio ambiente y dejar a las generaciones futuras un planeta mejor-, en este artículo te damos 3 ideas sencillas que podrás poner en práctica para conseguirlo.

Perchero con una bolsa reutilizable,  un jabón sólido y cepillos ecológicos.

Perchero con una bolsa reutilizable, un jabón sólido y cepillos ecológicos. Pexels

Publicidad

Con el inicio de año la mayoría de personas hacemos una lista de nuevos propósitos para conseguir algún que otro objetivo que tenemos en mente. Que si implantar rutinas más saludables, eliminar de nuestro entorno personas tóxicas, ser más ordenado o no procrastinar tanto, entre otros ejemplos.

Sea cual sea la meta que nos hemos propuesto conseguir, los expertos en psicología dicen que hay que ser concisos: no es lo mismo pretender estar en forma que decidir ir al gimnasio tres veces por semana justo antes de ir a trabajar, por ejemplo.

Ser concisos es justo lo que nos hemos propuesto en este artículo. Si uno de los objetivos que te has marcado este año que justo acaba de comenzar es seguir un estilo de vida más sostenible, te proponemos 3 sencillos cambios que puedes incorporar en tu día a día para contribuir a hacer del planeta un mundo mejor.

Puede que no estés dispuesta a renunciar a algún producto o alguna de tus costumbres, pero quizá desprenderte de algún hábito que tienes instaurado, te resulte más fácil de lo que piensas y descubras que, además de ecológicas, a la larga, son alternativas más económicas y el cambio te haga más feliz.

Usa productos de limpieza alternativos

La limpieza del hogar es uno de los aspectos que más nos traen de cabeza. Si nos paramos a analizar la cantidad de productos y utensilios que tenemos en casa para llevar a cabo las tareas más sencillas, nos sorprenderemos.

Una buena manera de adoptar actitudes más sostenibles es revisar qué podemos cambiar en este aspecto. Algunas ideas alternativas son apostar por cepillos de madera con cerdas naturales; usar bayetas totalmente compostables; comprar jabones en formatos sólidos o en cápsulas ecológicas biodegradables, y decantarnos por emplear productos comunes como el vinagre blanco, el limón, el bicarbonato o el percarborato sódico en lugar de productos químicos.

Destierra los productos de un solo uso

Para abrazar un estilo de vida más ecológico y sostenible debemos centrarnos también en reducir la cantidad de desperdicios que producimos. Una de las maneras más inteligentes para conseguirlo es dejando de utilizar productos de un solo uso.

Apuesta por artículos confeccionados en tela como servilletas, pañuelos, discos desmaquilladores, compresas o pañales, por ejemplo; compra bolsas de silicona reutilizables para congelar alimentos o transportar comida, y utiliza cantimploras o botellas de vidrio, acero inoxidable o de plástico libre de BPA para beber agua.

Compra a granel

Si analizamos detenidamente la cantidad de productos que consumimos y que adquirimos en el lineal del supermercado que tienen envoltorios de plástico, nos llevaremos las manos a la cabeza.

Uno de los métodos para reducir el impacto de nuestra huella ecológica es consumir menos materiales perecederos, por lo que la compra de productos a granel es una alternativa fantástica, dado que no entran en los circuitos del packaging tradicionales.

Siempre tienes la opción de llevar tu propio envase -sobre todo en los mercados de abasto o en los comercios de proximidad, aunque en las grandes superficies también puedes llevar bolsas de tela recicables- para comprar todo tipo de alimentos -legumbres, frutas y frutos secos, cereales, o especias, por ejemplo-, productos cosméticos o limpieza -jabones, detergentes o suavizantes-, incluso bebidas -aceite, vino o vinagre-.

Novamas » Vida

Publicidad