NovaMás » Moda

AÑOS 2000

Modas que nunca debieron existir

Beyoncé, Shakira y Britney Spears las han llevado, pero no han sido su mejor elección.

Ropa que jamás eligirías.

iStock Ropa que jamás eligirías.

Publicidad

Mirar fotos de nuestro pasado, a veces, puede resultar duro e, incluso, vergonzoso. Muchas veces nos encontramos con identidades con las cuales, hoy en día, ya no nos identificamos. Nos sorprendemos al pensar que, en aquel momento, lucíamos con total seguridad unos looks que hoy en día vemos tan defasados. Y nos ponemos las manos a la cabeza al pensar cómo era posible que aquello que nos quedaba tan mal, fuera la última moda por aquel entonces.

Dicen que la historia de la humanidad es cíclica y en el caso de las modas está comprobado que también es así. ¿Quién no le ha pedido a su madre que le deje ropa de cuando era joven?

A pesar de que las modas vuelven, hay algunas que sería mejor que nunca volvieran a reinar en nuestros armarios. Hagamos un repaso de esas tendencias que nunca deberían haber existido.

Cinturones gigantes superpuestos

Aunque recordemos los 2000 con melancolía, lo cierto es que fueron unos años confusos para la moda. Una de las tendencias más sinsentido fueron los cinturones extra grandes con hebillas pesadas. En este punto, el cinturón dejó de ser útil, ya que muchas veces se colocaba por encima de la cintura y no hacía su función principal: sujetar el pantalón.

Además, los modelos que se llevaban eran muy grandes, con hebillas metálicas extra pesadas y otros adornos innecesarios. A Shakira le cogió muy fuerte esta moda de los cinturones y formaron parte de su outfit habitual. También se sumaron otras famosas como Beyoncé.

Pantalones de tiro bajo

Por suerte, hace tiempo que los pantalones de tiro extra bajo pasaron a mejor vida y dieron paso a los de tiro alto, que estilizan mucho más la figura y que sientan bien a prácticamente todo el mundo.

Ahora nos ponemos uno de esos vaqueros de tiro bajo y no sabemos ni cómo sentarnos. Pero en los 2000 fueron la última moda y famosas como Birtney Spears nos inspiraban con todo tipo de looks utilizando estos pantalones.

Pitillos en color mate

Muchas guardamos en nuestro armario los pantalones pitillo de distintos colores que arrasaron en 2010. Pero actualmente cada vez es más difícil ver estas prendas en los outfits de moda, ya que normalmente son de colores difíciles de combinar y que ya no son tendencia. Nada como unos buenos vaqueros tejanos o negros, ceñidos o anchos, para completar cualquier look. Ni Taylor Swift, que tanto uso les dio, los utiliza ya.

Ropa militar

Es cierto que en momentos puntuales las piezas de camuflaje pueden funcionar. Como, por ejemplo, en ropa deportiva o accesorios para la montaña. Sin embargo, los pantalones militares y la ropa de camuflaje en general, es una moda que ya hace tiempo que dejamos atrás y que no queremos recuperar. Aparte de hacer que tu look quede un tanto desfasado, este estampado recuerda a los conflictos bélicos.

En su día, Taylor Swift también sucumbió a esta moda.

Taylor Swift
Taylor Swift | Gtres

Estampados imposibles

No nos oponemos radicalmente a los estampados, sino a aquellos que se han hecho sin ningún tipo de sentido común. Está claro que la originalidad se basa en atreverse y en romper con lo habitual, pero en el mundo de la moda, siempre ha de ser dentro del buen juicio. Aunque Lindsay Lohan los lucía sin vergüenza, hay que recordar que con los estampados no todo vale.

Flequillo de lado

En los peinados, también hay modas que no queremos recuperar. Como aquellas frentes que durante varios años estuvieron cubiertas por prácticamente la mitad de la melena. ¿Sabes de lo que hablamos? Ese flequillo que llevaban tanto chicos como chicas a finales de la primera década de los 2000. Entre las adolescentes triunfaba y muchas veces, iba acompañado de otros elementos de peinado, como el tupé. Algunas de nuestras celebrities no se pudieron resistir a este flequillo.

Así lo llevaban Selena Gómez y Joe Jonas, ambos acompañados por Demi Lovato.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo cortarte el flequillo tú misma en casa.

Publicidad