NovaMás » Moda

REUTILIZAR

¿Comprar de segunda mano es realmente una opción más sostenible?

Dar una segunda oportunidad a la ropa en buen estado que otras personas han usado es una tendencia cada vez más popular.

¿Comprar de segunda mano es realmente una opción más sostenible?

iStock ¿Comprar de segunda mano es realmente una opción más sostenible?

Publicidad

La moda es sin duda una de las industrias más contaminantes del planeta. No solo se deben utilizar todo tipo de recursos naturales para crear una sola prenda, sino que además, se utilizan miles de productos químicos, muchos de ellos nocivos para el medio ambiente. Ante este panorama tan desolador, encontramos una alternativa, la moda de segunda mano. Pero, ¿es realmente esta la manera más sostenible de comprar?

"cada segundo tiramos en vertederos el equivalente a un camión lleno de ropa"

Amparo Angoso

La sociedad de la abundancia

Los últimos años nuestra manera de comprar ha cambiado drásticamente, nos hemos convertido en una sociedad consumista, obsesionada por tener siempre las últimas novedades y con ganas de conseguir siempre más. Compramos más por diversión o por llenar un vacío, que por verdadera necesidad. Si nuestra forma de consumir no cambia, cada segundo tiramos en vertederos el equivalente a un camión lleno de ropa, y eso solo irá en aumento hasta agotar los recursos y ahogar el planeta.

Fast fashion

Las colecciones se multiplican, las tendencias se solapan, hemos pasado de una temporada a miles de microtendencias por semana y es completamente insostenible tanto para el medio ambiente como para nuestros propios bolsillos. Esto, en gran medida, es a causa del auge del fast fashion, capaz de generar productos a bajos precios, con calidad bastante dudosa, pero que nos permite comprar ropa nueva sin pensarlo dos veces.

Responsabilidad de las influencers

Por supuesto, no puedo hablar del consumismo sin una autocrítica, sería muy hipócrita. En gran medida, el consumismo que vemos en la población más joven es a causa de los influencers. Si bien es cierto que no me gusta asociarme con ese término, creo que en este caso lo debo, puesto que por mi influencia estoy segura de que, en el pasado, he incluso a día de hoy, genero necesidades de compra que podrían haber sido evitadas.

Ropa de segunda mano

Por tanto, volviendo a la pregunta, ¿es más sostenible comprar de segunda mano? La respuesta es bastante obvia, sí. Darle una segunda vida a una prenda que ya ha sido creada es una manera de frenar esa producción masiva de ropa que se hace diariamente, sin por ello tener que dejar de ir a la moda o seguir una tendencia.

Además del aspecto medioambiental, la ropa de segunda mano es la oportunidad perfecta de vestir con prendas únicas, creando un estilo propio y así teniendo la posibilidad de crear e imaginar cientos de looks con una prenda que ha sido querida y cuidada por otra persona.

No podemos olvidar que se da la posibilidad de creación y apertura de pequeños negocios que podríamos considerar la nueva résistance contra el gran imperio de la industria de la moda. Son personas concienciadas con el abuso, que es muy diferente del uso, de consumo y las terribles consecuencias que trae consigo la compra compulsiva tanto a nivel psicológico como a nivel económico para nuestros bolsillos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El truco de moda para conviertir un bolso en una mochila

Publicidad