NO ES TAN DIFÍCIL

Cómo lavar las prendas de lana para no estropearlas

El lavado de prendas de lana no sigue el proceso habitual de cualquier tejido. Para ello, debes tener en cuenta el modo de lavado, la temperatura del agua, el jabón y la forma de secado. A continuación, te explicamos el procedimiento correcto para que duren más años.

Hyliacom

Publicidad

STORIES

Con la llegada de las bajas temperaturas no hay nada mejor que llevar puesta una prenda de lana calentita para entrar en calor con el frío del invierno. Sin embargo, seguro que muchas veces has dudado sobre cómo debes lavar tu jersey favorito puesto que te da miedo estropearlo. Para que pierdas ese miedo, y tus prendas queden en perfecto estado, debes saber que existe un truco para mantenerlas durante años. A continuación, te damos unos consejos para prolongar su duración.

Todos tienen algún jersey lleno de bolitas, resultado de la fricción, o puede que haya encogido a la hora de lavarlo. De hecho, seguro que te sientes tentado en lavar frecuentemente tus prendas de punto cuando se manchan. Sin embargo, debes tener en cuenta que debes hacerlo una vez cuando acabe la temporada de frío porque la lana es una fibra natural que aguanta bien, por lo que no necesita demasiados lavados.

Ropa de lana
Ropa de lana | NovaMás

Cómo lavar las prendas de lana

Para lavar las prendas de lana debes seguir el siguiente procedimiento. Primero mira la etiqueta para saber si puedes meterla en la lavadora o debes hacerlo a mano. Posteriormente, elimina los restos de pelusas con un rodillo o si no tienes uno a mano con un celo antes de lavarlas.

En caso de hacerlo a mano, emplea agua fría y jabón para prendas delicadas. De esta forma, evitarás que se encoja y aparezcan las molestas bolitas causadas por el roce y que son tan difíciles de quitar. Si lavar las prendas de lana a mano te parece bastante engorroso, puedes meterlas en la lavadora. Pero no olvides poner el programa para ropa delicada y teniendo en cuenta la etiqueta para saber la temperatura y así evitar estropear la prenda.

Una vez que estén lavadas, llega el proceso de secado. Para ello, debes saber que las prendas de punto nunca deben colgarse para secarlas, ya que esto hace que pierda su forma. Por lo que la mejor manera para hacerlo es colocarlas de forma plana sobre una toalla y así evitarás deformarlas.

Novamas » Moda

Publicidad