NovaMás » Moda

COMPRAS RÁPIDAS

Cómo elegir tu talla sin pasar por el probador

Tu cuerpo se convertirá en tu mejor medidor para acertar con la talla de tus prendas sin probártelas.

Chica probándose una camisa

Chica probándose una camisa Pexels

Publicidad

S,M,L… y otras letras que nos dejamos. En una tienda tienes una talla, pero en la de al lado, dos menos. Cada marca parece moverse en torno a unas medidas concretas y esto hace difícil atinar con la talla perfecta. Si a las letras le sumamos el país, es decir, medida europea o americana, aún peor.

Aunque en muchas ocasiones eso nos obliga a usar los probadores, no significa que nos guste pasar por allí. Las largas colas que se forman, el estrés por ir rápido o incluso la incomodidad que te puedan generar, son la peor parte de las compras. Además del momento de pagar, claro. Para evitarlo, te traemos algunos trucos para dar con la talla perfecta sin que debas probarte las prendas.

Para faldas y pantalones

Las partes de abajo suelen ser las que nos dan más problemas a la hora de encontrar nuestra talla, ya que la tienda y el tipo de pantalón siempre es diferente. Se ha acabado tener que llevarte tres tallas distintas al probador.

Con el cuello

Existen dos trucos que te permitirán saber si la dimensión de un pantalón o una falda es la adecuada para ti. Es muy sencillo: debes enrollar la cintura de estas prendas alrededor de tu cuello. Si ambos extremos se unen de forma perfecta, esta talla es la correcta. Si, por el contrario, los dos extremos no llegan a unirse o incluso se sobreponen, prueba con otra.

Con tu brazo

También puedes usar uno de tus brazos para encontrarla. Para ello, aprieta tu puño e introduce tanto la mano como el antebrazo en el interior de la cintura. Si compruebas que de un extremo al otro no te sobra pantalón ni tampoco te falta, esa falda o vaquero te quedará como un guante.

Para partes de arriba

Las prendas que suelen ofrecer en mayor cantidad nuestras tiendas favoritas son las partes de arriba. Jerséis, camisetas, blusas… un sinfín de modelos y tipos que, una vez entras en el establecimiento, te los quieres probar todos. Cuando es el momento de ir al probador, tienes veinte cosas que quieres verte puestas. Para ahorrarte tiempo, emplea este truco.

Para atinar con la talla de una camiseta, debes fijarte bien en tu espalda. Coge la prenda y junta los hombros de la pieza de ropa con los tuyos, por la parte trasera. Ponte recta y mira al frente. Si las costuras coinciden con la unión entre tu hombro y tu brazo, has acertado con la talla.

Para los calcetines

Aunque no lo parezca, existen tips para todo, incluso para la ropa interior. Si eres de aquellas personas que tienen una medida de pie un poco complicada, puedes probar con este consejo. Enrolla alrededor de la planta del pie y el empeine la zona del calcetín que cubre el pie. Si los extremos se tocan sin necesidad de que debas tirar mucho del tejido, no te sobrará calcetín.

Para los zapatos

Es cierto que las tallas de los zapatos suelen ser bastante similares entre unas marcas y otras. Si no te quieres descalzar, pero tampoco arriesgarte, siempre puedes llevar a cabo esta pequeña técnica. La medida del antebrazo tiende a ser la misma que la de tu pie, por lo que si pegas la suela a tu antebrazo y su longitud es la misma, esa zapatilla es la indicada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿La prenda es fiel a la talla real? Esta es la figura de la etiqueta en el que debes fijarte para saberlo

Publicidad