EN EL AEROPUERTO DE BARAJAS

Tamara Falcó prefiere no confirmar si ha cambiado la fecha de su boda con Íñigo Onieva: ¿Jugando al despiste?

Tamara Falcó ha reaparecido este martes en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas con una pequeña maleta y una gorra para intentar pasar desapercibida. Despreocupada y sonriente, la socialité ha evitado responder a todas las incógnitas que rodean su boda con Íñigo Onieva. ¿Será el 8 de julio finalmente cuando se den el 'sí, quiero'?

Europa Press

Publicidad

Novedades en torno a la boda de Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Mientras la pareja sigue jugando al despiste con el lugar en el que se darán el 'sí quiero' y no confirman ni desmienten si la ceremonia religiosa tendrá lugar en la pequeña capilla del palacio El Rincón, lo último que hemos sabido es que la pareja ha pospuesto la fecha de su enlace y ya no será el 17 de junio, sino el 8 de julio.

Mientras tanto, el entorno de Tamara desliza que el motivo de este inesperado cambio de última hora es porque una de sus mejores amigas, todo apunta a que se trata de Isabelle Junot, mujer de su primo Álvaro Falcó, está embarazada y sale de cuentas a mediados de junio, por lo que modificando la fecha de su boda se aseguraría que dos personas tan presentes para ella pudiesen estar presentes en su gran día.

Una información que ha levantado una gran polvareda en los últimos días y sobre la que la marquesa de Griñón prefiere no hacer declaraciones. En su reaparición pública tras filtrarse que le dará el 'sí quiero' a Íñigo el 8 de julio y no el 17 de junio, Tamara se ha mostrado despreocupada y de lo más sonriente, pero sin ganas de hablar.

Un silencio que también ha mantenido cuando le hemos preguntado por sus declaraciones desmintiendo que el palacio El Rincón estuviese en venta por 7 millones, cuando la revista Semana, que es quien dio la exclusiva, ha demostrado que sí lo estaba y que el anuncio ha sido retirado de un conocido portal inmobiliario después de que la hija de Isabel Preysler negase 'la mayor'.

Polémicas que no parecen preocupar a Tamara, que se ha dejado ver este martes en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas con una pequeña maleta y una gorra para intentar pasar desapercibida. ¿Su destino? Una incógnita, aunque todo apunta a que podría viajar a Arabia Saudí, donde Íñigo está cumpliendo con sus compromisos profesionales, para reencontrarse con su prometido y vivir, en primera persona, su sueño de 'las mil y una noches'.

Novamas » Gente

Publicidad