Novamas » Gente

"HAN SIDO 10 DÍAS DURÍSIMOS"

La preocupación de Natalia Sánchez por la pérdida de peso de su hijo recién nacido

Natalia Sánchez siempre suele compartir en redes sus momentos más tiernos con sus hijos. Sin embargo, esta vez, lejos de tratarse de un divertido momento, la actriz ha decidido compartir su experiencia y preocupación en la lactancia de su segundo hijo.

Publicidad

Natalia Sánchez ha confesado públicamente cuál ha sido el momento más complicado de su segunda maternidad. La actriz que es mamá junto a Marc Clotet de dos pequeños, Lia, de año y medio, y Neo, que nació en pleno confinamiento, ha expuesto en redes el momento más duro que ha vivido respecto a la lactancia materna de su segundo hijo.

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la intérprete aprovechó para explicar lo que significaba para ella dar el pecho a su hijo. Sin embargo, ahora ha hecho público el lado más duro de ese vínculo a través de una serie de instantáneas en redes, donde ha expuesto los problemas que le ha acarreado la lactancia para así poder ayudar a otras mujeres que están en su misma situación.

''Hace un mes Neo estuvo unos días llorando de forma desconsolada 1-2 veces al día. No parecía nada alarmante, pensé que serían gases, sueño o cualquier tontería. Tras 3-4 días así le pesé y ¡BINGO! Había perdido peso. Que un recién nacido pierda peso es de las cosas que más nos aterra a las madres/padres porque puede ser grave, porque es un tema delicado sobre el que, para variar, todo el mundo opina y porque, en caso de lactancia materna, una lluvia de frases te golpea en lo más profundo y ''confirman'' todos tus miedos...'', ha comenzado escribiendo en la tierna publicación de Instagram, que te mostramos en el vídeo de arriba, donde aparece dándole el pecho a su pequeño Neo.

Tras confirmar la bajada de peso, la intérprete llevó a su hijo al pediatra y, ''efectivamente, había dejado de ganar 550g'', por lo que decidió ponerse en contacto con ''una de las mejores (si no la mejor) asesora de lactancia, con su súper equipo, que me atendieron y asesoraron con muchísimo criterio como hacen cada día con cientos de mujeres''.

A pesar de las ''frases de Atapuerca'' como ''no tengo leche'', ''no valgo'' o ''no soy o mi pecho no es suficiente'' que le atormentaban, Natalia ha contado en todo momento con el apoyo de su madre y de su hermana, que no paraba de decirle: ''Nata, tú puedes'', y de quien se siente ''eternamente agradecida'', que le han acompañado en este momento tan difícil como madre.

Sin embargo, ante su historia más complicada, no ha dudado ni un segundo en lanzar un mensaje de ánimo hacia todas esas madres que se encuentran en su mismo camino: ''VOSOTRAS PODEÍS'' y ha recalcado que deben confiar en ellas mismas y que deben pedir ayuda siempre.

Seguro que te interesa...

La reflexiva foto de Natalia Sánchez con su hija: ''Sí, soy una suertuda''

Publicidad