NovaMás » Gente

NO SALIÓ DE CANTORA

El motivo por el que Isabel Pantoja no acudió al tanatorio para despedir a su madre

Isabel Pantoja no acompañó a sus hermanos al tanatorio para despedir a su madre e incinerar su cuerpo. La tonadillera se encuentra completamente devastada y no salió de Cantora.

Publicidad

Isabel Pantoja ha sufrido un duro golpe tras la pérdida de su madre, Doña Ana, a los 90 años tras una larga enfermedad. A la matriarca del clan no se le veía desde hacía cuatro años, tan solo una vez para apoyar a su hija en su vuelta a los escenarios.

Según allegados a la cantante, está completamente devastada, y evitó acudir al tanatorio junto a sus hermanos Agustín y Bernardo para darle el último adiós a su madre e incinerarla porque no quería que los medios fotografiasen su dolor, por lo que se quedó en Cantora, de donde no se ha movido desde hace mucho tiempo.

Pese a su orden de que nadie se desplazara a la finca, sus hijos, Kiko Rivera e Isa Pantoja, así como su sobrina, Anabel Pantoja, cogieron un ferry, dos aviones y cientos de kilómetros en coche para estar junto a ella en Cantora en un momento tan complicado, ya que este mismo viernes Anabel se dará el ‘sí, quiero’ con Omar Sánchez en la isla de La Graciosa, donde ya se encontraba la novia junto a sus primos ante la inminente boda, de ahí el periplo en el que tuvieron que aventurarse para estar al lado de Isabel.

Estos no llegaron a tiempo al tanatorio, desde donde horas antes salía Agustín con una bolsa con un recipiente donde seguramente se encontraban las cenizas de su madre, con las que rápidamente se trasladó a Cantora, a donde ya entrada la madrugada llegaban sus tres sobrinos junto a Raquel Bollo y el hijo de esta, Manuel Cortés. Un momento muy esperado ya que era la primera vez en más de un año, desde que comenzaran el conflicto entre Kiko e Isabel, que el Dj pisaba Cantora.

Ahora Anabel, sus primos y Raquel regresarán de nuevo a La Graciosa para continuar con los preparativos de la boda que, en un principio, se iba a cancelar, pero que finalmente sigue hacia delante después de que Isabel hablara con su sobrina y se lo pidiera, pese a que ella no iba a asistir desde un principio.

Y es que las diferencias familiares que existen entre la artista y su hijo desde hace más de un año llevaron a que incluso, nada más conocer la noticia de la muerte de su abuela por televisión, Kiko publicara un mensaje cargado de rencor contra su madre. Pero finalmente decidió dejar sus diferencias atrás para viajar a Cantora con la duda de si le dejarían entrar, pero finalmente accedió a la finca y pudo estar junto a su madre en un momento tan doloroso.

Seguro que te interesa...

El desgarrador mensaje de Kiko Rivera tras enterarse de la muerte de su abuela

Publicidad