COLGANTE ICÓNICO

Kim Kardashian compra por casi 200.000 dólares una joya que lució Lady Di

Kim Kardashian ha adquirido por 197.453 dólares la "Cruz de Attallah", un colgante que lució un par de veces Diana de Gales durante la década de los 80 y que ha salido al mercado en una subasta organizada por la casa Sotheby’s. En este artículo te explicamos más detalles de la exclusiva joya.

Kim Kardashian

Kim Kardashian Gtres

Publicidad

Todas tenemos claro que los gustos de Kim Kardashian son tan exclusivos como extravagantes y en lo que a joyas se refiere, no podía ser de otra manera. La mayor de las Kardashian ha declarado en más de una ocasión lo mucho que le gustan las joyas, y es habitual ver a la empresaria lucir piezas únicas.

Parece que en los últimos tiempos se decanta por prendas y objetos vintage más especiales que se pueden adquirir en el mercado, como ya hizo con el vestido dorado con el que Marilyn Monroe le cantó el cumpleaños feliz a Joh Kennedy, con el que Kim acudió a la gala MET 2022 y acaparó todos los titulares.

Ahora lo ha vuelto hacer por la llamativa adquisición en la subasta organizada por la casa Sotheby’s en al que la mayor del clan Kardashian ha comprado por casi 200.000 dólares un colgante con forma de cruz que lució Lady Di.

Adquirida por el doble de su valor

Kim Kardashian tiene en su poder una joya exclusiva que solo ha lucido en Diana de Gales; se hizo con ella imponiéndose en el último minuto a otros postores que ansiaban la joya en la subasta organizada por la casa Sotheby's.

Los representantes de la modelo y empresaria estadounidense, han pagado casi el doble de su valor monetario en el mercado y por casi 200.000 dólares -197.453 dólares, lo que equivale a 187.139 euros- para adquirir la valiosa pieza.

La Cruz de Attahall

Esta exclusiva pieza es de estilo fleurée, es decir, con detalles de diseño floral, que el fallecido Naim Garrad, adquirió para su colección personal y que le prestó a Diana de Gales en un par de ocasiones para que lo luciera en sus eventos.

El colgante fue una creación del grupo Asprey & Garrad en 1920 y mide 136 x 95 centímetros. Una joya exclusiva engastada con amatistas de talla cuadrada con diamantes de talla circular que alcanza un peso total de 5,25 quilates.

Una de las joyas favoritas de Diana de Gales

Ladi Di tenía acceso al joyero de la Casa Real Británica, que está repleta de piezas magníficas y exclusivos diseños que se han realizado con piedras preciosas a lo largo de la historia. Sin embargo, se dice que la Cruz de Attahall era una de sus joyas predilectas.

La princesa de Gales lució este impresionante colgante en 1987 durante una gala benéfica en apoyo de Birthright, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para la protección de los derechos humanos durante el embarazo. Al evento Lady Di acudió con un vestido de terciopelo negro y púrpura, de estilo barroco de Catherine Walker & Co, muy acorde con la joya.

No la podrá llevar la familia Real Británica

Además de Lady Di, ninguna otra mujer de la Casa Real Británica se ha atrevido a llevarla, ni tan siquiera Kate Middleton, quien habitualmente lleva joyas que pertenecieron a la que fue Princesa de Gales en modo de homenaje.

Ahora solo falta saber si Kim Kardashian guardará la fantástica pieza en su colección o seguirá los pasos de Diana y la lucirá en el próximo evento de categoría que aparezca en su agenda.

Novamas » Gente

Publicidad