NovaMás » Gente

EN EL FESTIVAL TÍO PEPE DE JEREZ

Isabel Pantoja recupera su esencia y triunfa con la copla en el concierto de Jerez

La cantante arrasa en el Festival Tío Pepe de Jerez y resurge como un Ave Fénix en uno de sus momentos más complicados.

Isabel Pantoja en el concierto de Jerez

Archivo Fotográfico de TÍO PEPE FESTIVAL. Fotógrafo: Miguel Ángel Castaño Isabel Pantoja en el concierto de Jerez

Publicidad

Isabel Pantoja brillaba desde el primer instante en que pisó el escenario del Festival Tío Pepe en Jerez de la Frontera, una cita muy esperada por sus seguidores. La sevillana, engalanada con un espectacular vestido negro de apliques de plumas y pedrería, disfrutó del caluroso recibimiento del público tras más de un año sin subirse a las tablas.

La cantante se mostraba visiblemente emocionada, pero tranquila y segura de sí misma. Atrás quedaron las extensiones kilométricas y el marcado maquillaje con el que sorprendió en su último concierto en Madrid. En esta ocasión, quiso recuperar su esencia: vuelve la Pantoja en estado puro, y lo ha hecho a lo grande.

En el primer pase del espectáculo, una pletórica Isabel interpretó con una gran calidad vocal algunos temas de su álbum 'Enamórate' y repasó los principales éxitos de su carrera musical, como 'Marinero de luces', 'Hoy quiero confesar' o uno de sus grandes himnos en todo el mundo, 'Así fue'.

Vuelve la reina de la copla

Tras un breve intermedio, la folclórica apareció enfundada en una bonita bata de cola, una llamativa peineta sobre su pelo y abanico en mano. Los asistentes se pusieron de nuevo en pie para aplaudir semejante estampa, todo un regalo para los sentidos.

Isabel Pantoja en el concierto de Jerez
Isabel Pantoja en el concierto de Jerez | Archivo Fotográfico de TÍO PEPE FESTIVAL. Fotógrafo: Miguel Ángel Castaño

La tonadillera triunfó interpretando títulos del repertorio canónico de la copla y conquistó a todos los presentes con composiciones que el maestro Solano creó para ella, la última figura emblemática del género. Por último, como no podía ser de otra manera en Jerez, también hubo hueco para el flamenco, donde interpretó rumbas, fandangos y sevillanas.

El concierto, en el punto de mira por la complicada situación personal de la artista, ha superado todas las expectativas: una voz trabajada; potente y limpia, una orquesta elegida con un gusto exquisito y el repertorio que sus seguidores de siempre desean oír. Sin duda alguna, Isabel Pantoja sabe resurgir de sus propias cenizas como un Ave Fénix para volar hasta lo más alto.

Publicidad