NORMAS DE VUELO

Las normas que impone Kim Kardashian a sus amigos para que puedan volar en su jet privado

Kim Kardashian ha dejado claro a Kendall Jenner lo que no puede hacer dentro de su avión.

Publicidad

STORIES

El nuevo reality de las Kardashian de Hulu, que se puede ver en la plataforma Disney+, nos está abriendo las puertas, de nuevo, a su mundo lleno de lujo y excentricidades, con sus respectivos problemas de multimillonarios.

Una de las escenas más destacadas del nuevo episodio ha sido la videollamada entre Kim Kardashian y Kendall Jenner en el que la hermana menor se lleva una reprimenda por querer echarse autobronceador en spray antes de emprender un viaje hacia Milán, donde va a desfilar para Prada. ¿Por qué? Porque la maniquí iba a volar en el jet privado de Kim y esta tiene estrictas normas para las personas que invita a volar en su carísimo avión G650ER personalizado.

"Solo iba a ir a broncearse rápidamente con un espray", comenta la hija de Kris y Caitlyn Jenner. A lo que la fundadora de Skims contesta: "¿Un bronceado en spray antes de mi vuelo?". Ante el alarmismo de su hermana, Kendall intenta convencerla diciendo que tan solo "lo lleva durante 3 horas y luego se ducha", pero Kim no cede: "¿Has visto los asientos de cachemir? No vas a manchar mis asientos de espray bronceador". Finalmente, la modelo profesional le jura que nunca sube a un avión con espray bronceador, "preferiría morirme".

El jet privado de Kim Kardashian cuesta alrededor de 150 millones de dólares y tiene todo tipo de lujos, más allá de estar completamente cubierto de cachemir en tonos crudos -como su casa de soltera-. Como explica Cosmopolitan USA, también dispone de dos baños, cargador de teléfono en cada uno de los asientos y varias almohadas. También tiene un congelador donde guarda caprichos para degustar durante los vuelos, como, por ejemplo, gofres.

Otras prohibiciones de Kim Kardashian

En otro capítulo, Kim también habló de otras normas que hay que cumplir para volar en su carísimo avión privado, al que ha bautizado como Kim Air. Entre ellas, está la prohibición de usar los zapatos de la calle para pisar el suelo del aeroplano. Para evitar que esto ocurra, Kim creó zapatillas personalizadas de su propia marca.

Y no solo son las normas, Kim es la jefa de su avión y por eso se toma la libertad de prohibir a Kendall comer pasta en él, porque "no van a comer pasta justo antes de ir a Italia de viaje".

El jet privado de Kylie Jenner

El de Kim no es el único avión de la familia. La más pequeña de las Kardashian-Jenner, Kylie se hizo con uno en 2020, que le costó alrededor de 70 millones.

A través de sus publicaciones de Instagram podemos comprobar que este jet privado tiene normas menos estrictas que el de Kim, en esta imagen, por ejemplo, vemos que los zapatos de calle sí están permitidos. Hasta la pequeña Stormi puede apoyarlos en los asientos.

Lo más curioso de este aeroplano es que está decorado con luces LED de color rosa, dándole un toque muy Kardashian.

Novamas » Gente

Publicidad