Novamas » Gente

''ES UNA OBVIEDAD QUE HABLO DESDE UN LUGAR DE PRIVILEGIO''

El contundente mensaje de Sara Sálamo tras las críticas recibidas al confesar porqué su hijo no va al colegio

Sara Sálamo ha compartido un post en el que ha vuelto a dar su opinión sobre la adaptación de los niños en la escuela asegurando que su crítica va dirigida al sistema y no hacia las madres y padres.

Publicidad

"Mi hijo de dos años sigue sin ir a la escuela porque se dio esta situación y para mí era insostenible que pasara por algo así'', estas fueron las palabras con las que, hace tan sólo unos días, Sara Sálamo abría un debate referente a la adaptación de los niños en el colegio y donde, con su mensaje, ponía de manifiesto la experiencia de su hijo mayor, Theo, de dos años.

Todo ello a raíz de la reivindicativa publicación compartida por Paola Roig, psicoterapeuta y experta en la maternidad feminista, en la que exponía que ''dejar llorando a una criatura de 1,2 o 3 años en un lugar que no conoce, con personas a las que no conoce de nada, el primer día que pone un pie en ese espacio, es violento''.

Una teoría más que aplaudida tanto por la psicóloga perinatal como por la actriz, pero que discrepaba con la opinión de muchos de los usuarios que aseguraban que ''es una suerte que la mayoría de la gente no puede permitirse'' o que ''hay veces que para seguir trabajando necesitamos la escuela, nos guste o no''.

Ahora, después del revuelo que ha generado el discurso publicado, la intérprete ha compartido un post en el que, a modo de carta hacia su primogénito, contestaba y aclaraba muchos de los mencionados comentarios por parte de los seguidores que se vieron repetidos en la publicación de la profesional.

''No. No estoy preparada para desaparecer de tu vista y que pases una, dos o seis horas llorando esperando a ver si vuelvo. No. No estoy criticando a las familias que se ven sometidas a tener que hacerlo. No. No estoy de acuerdo en que “lo que hemos hecho siempre” es lo que está bien. No. Mi madre y mi padre NO minimizaron mi dolor y el que yo no estuviera preparada para pasar tantas horas en un lugar que nunca había visto, rodeada de desconocidos. Así que también buscaron otra alternativa hasta que cogí la seguridad necesaria. No. No pienso que validar los sentimientos de mis hijos les convertirá en unos malcriados. No. No soy de las que cuando se caen les digo 'no pasa nada, tú eres muy fuerte'. Sino les ofrezco mi ayuda y les abrazo'', comenzaba escribiendo.

La canaria, conocedora de lo que sus primeras impresiones podrían provocar en los usuarios, se ha adelantado a sus respuestas y ha aclarado que su reflexión viene reafirmada ''desde un lugar de privilegio, dónde soy una mujer blanca, heterosexual y europea que puedo llevar a mis hijos conmigo al trabajo o contratar a alguien para que cuide de ellos en casa'', admitía.

Eso sí, también apuntaba que ''desde mis sitios de privilegio también puedo denunciar que las cosas no están bien hechas'' y se muestra convencida de que ''ningún padre o ninguna madre se sienta cómoda dejando a sus hijos en manos de una maestra (desconocida totalmente por nosotros y nuestros bebés) cuando llora de forma desconsolada''.

Pese a que también reconoce que ''no tiene una solución a todo esto'' asegura sentir ''la responsabilidad de generar un debate, de hacernos preguntas y quizás, haciendo piña, cambiar las cosas entre todos''.

Seguro que te interesa...

Sara Sálamo se sincera sobre lo duro que ha sido conciliar trabajo y lactancia materna

Publicidad