NovaMás » Gente

EN BARCELONA

Así es por dentro la casa de Natalia Sánchez y Marc Clotet en plena naturaleza

Tras una temporada fuera de su hogar viviendo en Argentina, la familia vuelve a casa con sus hijos, Lia y Neo, descubriendo el interior a través de sus redes sociales.

Publicidad

Una unión perfecta entre la vida pública y la privada. La combinación que Marc Clotet y Natalia Sánchez han conseguido hacer compatible al seguir siendo personajes públicos, pero también padres de familia que mantienen el anonimato de sus hijos para poder llevar una infancia normal fuera de los focos.

La pareja lleva ya más de 8 años juntos, tiempo en el que han podido convertirse en padres por partida doble de sus dos hijos, Lia que cumplió recientemente 3 años y el pequeño Neo que nació en plena pandemia. Dos niños que han sido, y son, en numerosas ocasiones los protagonistas de las publicaciones de sus padres en redes sociales, eso sí, sin hacer visibles sus rostros.

Recientemente Natalia compartió con sus casi 500 mil seguidores el fin de semana de chicas que había pasado con su primogénita y aprovechó para narrar y describir sus momentos en familia. La "tribu de 4" como dice la artista pasan los días sin parar, "vivimos una vorágine diaria de desayunos, clases, comidas, trabajos, parques, meriendas, cenas, bañeras…", escribía. Unas palabras que representan sus rutinas en el hogar que han creado y que hemos podido conocer un poco más a través de sus redes sociales.

Poco se sabe sobre su casa, pero se conoce que la residencia está ubicada en Barcelona. Con sus fotografías se puede apreciar que está en un lugar apartado del centro de la ciudad catalana y que cuenta con mucha vegetación. Esta vivienda combina la pasión por la arquitectura y la decoración de Marc Clotet, unos detalles imprescindibles para él.

Numerosos espacios abiertos, aire libre, naturaleza en estado puro y como no, luz, mucha luz. Su buena iluminación puede deberse a estar en una zona aislada, sin altos edificios que les tapen. Junto al exterior muy 'natural', está el interior siguiendo el mismo estilo. El salón de su casa tiene un sofá color beige como protagonista, junto a un mueble con vitrina y numerosos rincones con libros.

Además, cuenta con grandes ventanales que rodean la estancia, pero también el resto del hogar, ya que todas las habitaciones cuentan con amplias ventanas que dejan pasar la claridad y de aprovechar el buen clima catalán.

El blanco es el color predominante, uniéndose a los ladrillos que componen algunas de las paredes y los suelos de madera. En algunos posts de la pareja podemos ver que también disponen de una chimenea, lámparas de diversos tamaños y formas y múltiples plantas repartidas por los espacios interiores junto a las obras de arte que los decoran.

La cocina, uno de los lugares favoritos de Natalia, en el que hace sus ya famosas tartas es también blanco, con muebles de gran capacidad y electrodomésticos metalizados que rodean la mesa central, del mismo color y con sus sillas. Esta habitación está en perfecta sintonía con el salón y el dormitorio principal, ya que todos ellos cuentan con el constante blanco y el verde botella de los marcos de las ventanas.

El toque distintivo viene dado con las flores de colores y la alfombra marrón. Un tono que es predominante en el baño con toda su pared de madera iluminados por luces de neón que se reflejan en la encimera de mármol, los lavabos, su bañera y su ducha.

El cuarto de los pequeños sigue la misma línea de tonos claros y neutros sumados a los motivos y las decoraciones infantiles que dan esos aires coloridos y acogedores. Un lugar donde la familia ha pasado mucho tiempo y en el que seguro que está creando bonitos recuerdos que rememorar cuando Lia y Neo sean mayores y no recuerden esas vivencia de su niñez.

Seguro que te interesa...

Natalia Sánchez cuenta el motivo por el que oculta el rostro de sus hijos en redes

Publicidad