HA SIDO PREMIADA EN MADRID

Arthur Borges, el prometido de Garbiñe Muguruza, agradece las felicitaciones por su boda pero evita robarle protagonismo a la tenista

Garbiñe Muguruza ha recibido en Madrid la medalla de oro de la Real Orden del Mérito Deportivo. Un importante momento para la tenista donde ha estado acompañada de su prometido, Arthur Borges, quien ha agradecido todas las felicitaciones a la prensa pero desde un segundo plano para evitar así robarle todo el protagonismo a la tenista. ¡En el vídeo te lo mostramos!

Europa Press

Publicidad

Día inolvidable para Garbiñe Muguruza, que este miércoles ha recibido en Madrid la distinción más alta en el deporte español, la medalla de oro de la Real Orden del Mérito Deportivo. Disfrutando de un año sabático y sin fecha todavía para volver a las pistas de juego, la tenista contó en uno de los momentos más especiales de su carrera con su prometido, Arthur Borges, al que dedicó unas preciosas palabras durante el acto.

El empresario de origen finlandés, al que conoció en Nueva York en 2021 y con el que planea pasar por el altar en el verano de 2024, se ha convertido en su mejor apoyo, y por eso la vasca no dudó en agradecerle con una sonrisa su amor incondicional en los buenos y en los malos momentos a la hora de recoger su galardón: "Estoy muy emocionada por este reconocimiento. La verdad es que uno no piensa en este tipo de cosas y me hace sentir muy orgullosa de jugar, de haber conseguido tantos éxitos. Realmente uno no se da cuenta hasta que obtiene un reconocimiento tan importante como este. Realmente a todos los que habéis venido hoy, este lugar lo hace mucho más genuino y especial, a mi madre, que está hoy conmigo y nunca suele venir, y a mi pareja Arthur. Me hace mucha ilusión estar aquí. Disfrutar de este momento, de este pequeño año sabático que estoy viviendo y así puedo celebrar este tipo de reconocimiento con mi familia. Muchísimas gracias, lo llevaré en el corazón" confesaba muy emocionada durante su discurso.

Radiante con un vestido midi con falda de vuelo en color camel, y altos tacones rojos, Garbiñe ha revelado que todavía no sabe cuando retomará su carrera como tenista y, asegurando que "me costó mucho tomar la decisión de ser un poco valiente y decir voy a descansar un poco", ha reconocido que no echa de menos la competición. "Estoy feliz, puedo disfrutar de momentos como este con mi familia y de momento no tengo una fecha de vuelta. Este año seguro que no. Echo de menos ganar, pero echaba en falta estar tranquila, ha sido un buen parón y quiero estar con mi familia, hacer cosas normales, estar en casa..." ha explicado.

Sin embargo, sí ha querido dejar claro que la retirada no pasa por su cabeza: "No sé de dónde sale eso. Creo que es por la Medalla, pero no significa nada. Esto es un año sabático y me quedan muchos objetivos por cumplir. Ganar el US Open, Australia, la Medalla Olímpica... hay tantos trofeos por levantar todavía..." ha asegurado.

Un parón necesario en el que de momento no ha aprovechado para comenzar con los preparativos de su boda con Arthur, prevista para dentro de un año. "No he hecho nada para eso, no quiero hacer nada. Quiero descansar y empezaré poco a poco. Paso a paso" ha confesado.

Un acto en el que su prometido ha preferido mantenerse en un segundo plano, y aunque ha agradecido a la prensa las felicitaciones dejaba claro ante las cámaras que era el momento de Garbiñe y no el suyo.

Novamas» Gente

Publicidad