NovaMás » Gente

UNO DE SUS LUGARES FAVORITOS

Ana Obregón regresa a su refugio tras la muerte de su madre

Ana Obregón ha decidido poner tierra de por medio, al igual que hizo con su hijo, Álex Lequio, y regresar a uno de sus lugares favoritos tras la muerte de su madre.

Publicidad

Ana Obregón lleva más de un año con mucho dolor y sufrimiento después de perder a su único hijo, Álex Lequio, fruto de su relación con Alessandro Lequio. El 13 de mayo de 2020, tuvo que decir adiós a su hijo tras batallar durante dos meses contra el cáncer.

Después de cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de su hijo, a finales de mayo de 2021 tuvo que decir adiós a otra persona fundamental en su vida: su madre. La intérprete publicó varias fotos en sus redes sociales diciendo: “Ahora los dos amores de mi vida están juntos para siempre. Mamá cuida mucho de mi niño hasta que yo llegue que espero sea pronto, y dile que le quiero más que a mi vida. Os amo desde siempre y para siempre”.

Doña Ana, de 95 años, fue ingresada a mediados del pasado mes de abril. Unas circunstancias que a la actriz y presentadora no le hubieran gustado que saliesen a la luz, pero finalmente su madre regresó a casa y ella fue la encargada de compartir el bonito reencuentro entre sus padres.

Lamentablemente, finalmente su madre fallecía tan sólo unas semanas después de haber sido dada de alta, y acompañada por sus hermanos y familiares en el tanatorio le daban el último adiós. Uno de sus grandes apoyos ha sido su ex, Alessandro Lequio, que ha estado ahí para Ana en todo momento.

Tras haber vivido otra época complicada, la actriz ha querido buscar refugio de nuevo en Mallorca. No es la primera que lo hace ya que lo hizo cuando perdió a su hijo. Se trata del primer viaje que realiza la presentadora desde que dijera adiós a su querida madre y mejor amiga.

Ana está en la casa familiar situada en el municipio de Son Servera y arropada por su padre y hermana, Amalia, tal y como publica 'Última Hora'. Se le ha visto paseando por la Costa de los Pinos donde está situada la residencia. Llevaba un look oscuro y deportivo: unos leggings acompañado de una camiseta de tirantes con la frase "always an angel" (siempre un ángel), unas deportivas y una gorra blanca con las iniciales de Nueva York.

Mallorca se ha convertido en un bálsamo para la intérprete ya que es un lugar al que siempre vuelve. Ahí es donde puede desconectarse y pasar tiempo con la gente que más necesita, su familia.

Seguro que te interesa...

Ana Obregón, completamente rota en el último adiós a su madre

Publicidad