NovaMás » Gente

UN DURO EPISODIO

Ana Obregón recuerda el día que le diagnosticaron cáncer a Álex Lequio: ''Me preguntó: 'Mamá, ¿me voy a morir?'''

La actriz y presentadora ha desvelado qué fue lo que le enseñó su hijo.

Ana Obregón

Europa Press Ana Obregón

Publicidad

No están siendo unos días fáciles para Ana Obregón, pues este año no solo se enfrenta a la segunda Navidad sin su hijo, Álex Lequio, sino que, por primera vez, hace frente a unas fechas marcadas también por la ausencia de su madre, Ana María Obregón.

En medio del complicado momento que se encuentra atravesando, la presentadora ha querido sincerarse en una entrevista concedida a la revista 'ELLE' donde profundiza sobre el duelo más duro de su vida: el fallecimiento de su hijo el 13 de mayo de 2020 víctima de un cáncer contra el que llevaba luchando dos años.

''El día que nos comunicaron que estaba enfermo, entró en mi habitación y me preguntó: 'Mamá, ¿me voy a morir?'. Se me cayó el cielo encima. Le juré por mi vida que iba a salvarse. Y no pude cumplirlo. Es algo que no me perdono'', expresa una Ana que recuerda el momento ''como si fuera ayer''.

''Su padre llegó y se puso a llorar: lo metí en el cuarto de baño y lo reprendí: 'Aquí nadie llora'. Yo no eché ni una lágrima. Tampoco a lo largo de las 120 quimios. No podía. Tenía que salvar la vida de Aless'', confiesa la actriz que asegura que ''el día que Aless se fue, me morí''.

Una dura batalla a la que, más de año y medio después, sigue enfrentándose y de la que aún le cuesta digerir su trágica pérdida: ''No puedo, ni quiero, guardar el abrigo que dejó sobre el respaldo del sofá el día que lo ingresaron de nuevo en el hospital. No soy capaz de deshacer la maleta que se llevó. Si ni siquiera tengo energía para entrar en el duelo de mi madre''.

Sobre lo que le aprendió de su hijo, Ana no tiene dudas: ''Aless me enseñó a querer y cómo querer. Siempre insistía en que lo importante era estar con la gente que quieres, el tiempo que le dedicas'', revela y confiesa el motivo por el que tan activa se muestra en sus redes sociales: "Cuando el dolor me muerde, tengo que escribir y compartirlo. Mi cuenta de Instagram es la de un corazón desangrándose, sin Photoshop ni retoques. Recibo tanto cariño a cambio que me acaricia el alma''.

Seguro que te interesa...

Ana Obregón afronta su Nochebuena más triste con la ausencia de su madre y su hijo, Álex Lequio

Publicidad