NovaMás » Cocina

RECETA APETITOSA

Torreznos de pulpo: un snack fácil y delicioso

Descubre esta receta típica andaluza y sorprende a tus amigos y familiares.

Pulpo hervido a punto para servir

Pulpo hervido a punto para servir Pexels

Publicidad

Seguramente, lo primero que se te viene a la cabeza cuando te proponen hacer una receta con pulpo es el pulpo a la gallega: hervido, con patatas y una pizca de pimentón picante y sal gorda.

Más allá de esta receta tradicional de nuestra gastronomía, existen otras formas de cocinar este producto tan delicioso.

En este artículo te explicamos cómo preparar unos torreznos de pulpo, una receta muy sencilla que te puede ir muy bien para preparar un aperitivo para tus amigos o familia. Y ahora que se celebra la Feria de Abril, todavía más motivo, ya que se trata de una receta de inspiración andaluza.

Como en todas las recetas, hay variaciones que cada uno incorpora para hacer el plato a su gusto. Te sugerimos un par.

El rebozado clásico

Para hacer esta receta lo más sencilla posible, lo mejor es comprar el pulpo ya hervido, pero, si te apetece, puedes probar de cocerlo tú. Debes utilizar una olla a presión, llenarla de agua con un poco de sal y, cuando hierva, meter y sacar el pulpo hasta tres veces antes de introducirlo por completo. A continuación, déjalo entre veinte y treinta minutos, dependiendo del tamaño del producto y de la olla.

Ve preparando una sartén con bastante aceite de oliva (si es virgen extra mucho mejor) y deja que se vaya calentando. También puedes preparar la freidora.

Cuando tengas el pulpo ya cocido, córtalo en varios trozos. El tamaño, como más te guste, pero lo ideal es que sea de unos dos centímetros. Pásalo por harina y luego quita el excedente, ya que debe quedar una capa más bien fina. Otra opción es bañarlo primero en un huevo batido y luego enharinarlo.

Ahora ya está preparado para freír. Asegúrate de que el aceite de la sartén o la freidora esté muy caliente. Te recomendamos que eches los trozos uno a uno para evitar, así, que se peguen los unos con los otros.

Pasados unos minutos, retíralos y ponlos en un plato con un papel de cocina absorbente para quitar el exceso de aceite.

En tempura

Si en vez del rebozado de toda la vida quieres darle un toque diferente, puedes rebozarlo en tempura. Los pasos son muy parecidos a lo explicado anteriormente. En este caso, debes poner en un bol agua muy fría, verter la tempura y mezclar muy bien. Aquí también tienes que poner los trozos de pulpo en la sartén o la freidora de uno en uno.

Acompáñalo con una buena salsa

Un buen plato como este puede ir acompañado de una salsa que le dé un punto especial. Entre las que mejor le quedan están las mayonesas como las que llevan wasabi y olivas de Kalamata. Son muy fáciles de preparar, ya que solo tienes que mezclar la mayonesa (casera o del supermercado) con los ingredientes.

Una segunda propuesta es la salsa romesco. Si no la conoces seguro que te encantará. Lleva tomates asados, pimientos secos asados, ajos, pimentón dulce, almendras y avellanas. Tritura todos estos ingredientes y ve incorporando poco a poco vinagre, aceite, sal y pimienta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

La receta que te demostrará que cocinar pulpo puede ser fácil

Publicidad