SENCILLO, RÁPIDO Y SABROSÍSIMO

Salteado de verduras con jengibre y pasas

¿Cansado de comidas copiosas? ¿Te apetecen un plato de verduras ligeras y supersabroso? En este artículo te proponemos una receta de salteado de verduras con jengibre y pasas que es supersencillo de hacer, rápido y que además está riquísimo. Atrévete a hacerla en casa y te sorprenderá su sabor y versatilidad.

Salteado de verduras

Salteado de verduras Gtres

Publicidad

Después de las comilonas propias de estas fechas nos apetece ingerir platos más ligeros, menos calóricos y que no nos provoquen digestiones pesadas. Pero tras las elaboraciones tan apetitosas que hemos estado probando estos días, un plato de judías verdes o de acelgas hervidas nos puede parecer una propuesta aburridísima.

Para huir de los platos tediosos y conseguir el propósito de tomar verduras, os presentamos una receta de salteado de verduras con jengibre y pasas que te sorprenderá lo fácil, rápida y rica que está. ¡Atrévete con esta elaboración y disfruta de las verduras!

Receta de salteado de verduras con jengibre y pasas

Ingredientes:

  • 1 brócoli
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla tierna
  • 100 g de jengibre fresco
  • 50 g de ciruelas pasas sin hueso
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 cucharadita de sal

Modo de elaboración:

1. Picamos bien pequeño el jengibre y lo colocamos en un bol. A continuación, picamos a un tamaño similar las ciruelas pasas sin hueso. Las incorporamos al mismo bol y agregamos un par de cucharadas de AOVE y una cucharadita de sal. Removemos bien y reservamos. Esta será la base del salteado.

2. Nos ponemos con las verduras. Cortamos las flores del brócoli de manera que queden lo más pequeñas posible. No desechamos los troncos, los cortamos en rodajas finas. Reservamos.

3. Hacemos lo propio con las zanahorias. Eliminamos los extremos, las pelamos y las lavamos. Las partimos por la mitad de forma vertical y las cortamos en diagonal para conseguir rodajas del mismo grosor, en la medida de lo posible. Reservamos.

4. Preparamos la cebolla tierna. Cortamos un trozo del tallo verde -de 5 centímetros aproximadamente- y lo cortamos en rodajas. Reservamos. Quitamos la primera capa de la cebolla, la dividimos por la mitad en forma vertical y la cortamos en juliana -finos cortes desde la raíz hasta la punta-. Reservamos.

5. Ahora que tenemos la 'mise en place' preparada, solo tenemos que poner una sartén antiadherente en los fogones a fuego fuerte. Cuando esté bien caliente vertemos en ella una cucharada de aceite con jengibre y ciruelas pasas.

6. En un minuto -cuando empiece a chisporrotear-, incorporamos el brócoli y las zanahorias. Salteamos durante un par de minutos. Vertemos un chorro de agua y tapamos. Dejamos cocer al vapor las verduras durante 3 o 4 minutos.

7. Destapamos e incorporamos otra cucharada de aceite con jengibre y pasas y agregamos la cebolla tierna. Dejamos a fuego fuerte entre 3 y 4 minutos más. Removemos bien para asegurarnos de que no se quema y ¡listo! Salteado hecho.

8. Para emplatar solo debemos colocar las verduras en la pieza de vajilla que escojas -puedes elegir un plato plano, hondo o un bol, lo que prefieras- y aderezar el salteado con una nueva cucharada de aceite, jengibre y pasas. Coronamos con las rebanadas del tallo de cebolla tierna que habíamos reservado anteriormente, que le dará un toque crudo y crujiente, inigualable.

Salmón, atún, pollo o arroz

Si te parece un plato excepcional, pero se te queda corto, siempre puedes utilizarlo como una guarnición. Acompáñalo de tacos de salmón o atún crudos -o pasado por la plancha- marinados en soja.

Si eres más de carne puedes decantarte por maridar trocitos de pollo y pasarlos por la sartén. Pero si sigues una dieta vegetariana o vegana puedes acompañar este salteado de verduras con arroz blanco. Cualquier opción está exquisita, ¡pruébala!

Novamas » Cocina

Publicidad