NovaMás » Cocina

COME VERDURAS

Ratatouille: receta rápida, económica y deliciosa

Te contamos como elaborar este guiso histórico en tan solo 10 pasos para que disfrutes comiendo hortalizas.

Ratatouille casera

Pixabay Ratatouille casera

Publicidad

Quizá el nombre te lleve a pensar automáticamente en la película de animación, pero tranquila, ¡no tiene nada que ver con roedores! De hecho, la receta proveniente de la región francesa de Provenza y que se elabora en el filme, tiene muchísimos más años que este.

El origen de la elaboración

El nombre del guiso proviene del verbo "touiller", equivalente a “agitar” en español. Para que te hagas una idea, es similar a algunos paltos tradicionales de la cocina española, como por ejemplo el pisto de verduras o la sanfaina, pero se diferencian en algunos ingredientes.

Así pues, es algo muy típico de Francia, pero su facilidad y capacidad de adaptación, le ha permitido extenderse al resto del mundo en distintas versiones.

Una alternativa saludable y muy económica

Es un palto sano y barato, por lo que se convierte en una opción muy viable. Para elaborarlo, solo necesitas verduras y especias, algo que suele venderse a céntimos el kilo, por lo cual, no te vas a tener que dejar el suelo.

Además, con el consumo de vegetales vas a tener un aporte nutricional increíble y, por si fuera poco, también es apto para veganos y vegetarianos. Existen múltiples modalidades para elaborar esta receta, pero nosotros te ofrecemos la más sencilla y rápida.

Ingredientes:

Para elaborar una Ratatouille para cuatro personas, necesitaremos:

  • 2 berenjenas
  • 3 calabacines
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla (opcional)
  • 4 tomates grandes
  • Tomate frito (salsa de tomate casera)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

1. El primer paso, y uno de los más importantes, será lavar las verduras. Límpialas con abundante agua para quitar todas las impurezas posibles. Después, sécalas para eliminar los excesos de agua.

2. A la hora de cortar, lo vas a hacer en rodajas, intentando que todos los vegetales tengan una medida similar, más o menos medio dedo. Puedes usar una mandolina para agilizar el proceso.

3. Una vez cortados, derberás eliminar el amargor de la berenjena. Para ello, espolvorea un poco de sal y déjala sudar en un escurridor media hora.

4. Coge un molde apto para horno, a poder ser redondo u ovalado, y embadurna la base con el tomate frito.

5. ¡Atención, no te olvides! Precalienta el horno a 170-180°, calor arriba y abajo.

6. Ahora viene la parte interesante, apilar los ingredientes. Empieza colocando una rodaja de tomate, después una de calabacín, una de berenjena y una de pimiento (y una de cebolla, si has decidido añadirla). Sigue este orden hasta que no quede espacio en el recipiente. La gracia del plato es crear una composición vistosa jugando con los colores.

7. A continuación, echa un chorro de aceite de oliva virgen extra y añade las especias. Te proponemos sal y pimienta, pero también puedes usar hierbas provenzales, orégano o tomillo.

8. Para que todas las verduras se cocinen sin quemarse, deberás poner una tapa o papel de aluminio encima. Déjalas en el horno entre 45-50 minutos, aunque el tiempo puede variar, por eso te recomendamos que vayas comprobando su horneado hasta que estén al punto.

9. Una vez tengas el plato listo, déjalo reposar 10 minutos -si no te quieres abrasar-.

10. ¡Disfruta de tu ratatouille!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Aprende a hacer galletas de cumpleaños con esta sencilla receta

Publicidad