CURIOSIDADES GASTRONÓMICAS

¿Por qué el queso cheddar es naranja?

El queso cheddar es uno de los pocos quesos con un color tan llamativo y destaca por encima de los otros.

Queso cheddar cortado para comer

Queso cheddar cortado para comer Pexels

Publicidad

STORIES

El queso. Ese alimento tan apreciado por algunos y tan odiado por otros, ya sea por el gusto, el olor o el color. La mayoría tienen color blanco, algunos son algo más amarillentos, otros con fragmentos azules y verdes y unos pocos con un especial color naranja.

En este último grupo encontramos el queso cheddar y en este artículo vamos a contar el porqué de este color y de dónde proviene.

Queso cheddar británico vs. queso cheddar americano

Antes de concretar por qué el cheddar es de color naranja, cabe explicar que hay dos tipos de queso cheddar que, además, son de colores diferentes.

El queso cheddar se empezó a producir en el pueblo inglés homónimo, situado en el condado de Somerset, en el siglo XII. Por aquel entonces, el queso resultante no tenía el color naranja característico que todos conocemos, si no uno más blanco. Además, el queso cheddar original británico es más duro y más maduro y solo lo elaboran cinco queserías que cuentan con el sello de denominación de origen 'West Country Farmhouse Cheddar'.

Por el contrario, el queso cheddar industrial popularizado en Estados Unidos se caracteriza por ser naranja, blando y por fundirse más fácilmente. De ahí que se utilice, sobre todo, para acompañar hamburguesas o pastas.

¿Qué produce el color naranja del cheddar?

El cheddar de color naranja es la versión industrial de este queso tan conocido. El motivo por el cual es anaranjado se llama achiote, que son las semillas de un árbol que se puede encontrar en América Latina. Su uso está aprobado por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria por ser un colorante de origen natural (eso sí, siempre con las medidas justas).

En Estados Unidos se añade más o menos achiote según las zonas del país. En la parte de la costa oeste prefieren el queso cheddar con un color naranja más potente y, a medida que nos vamos desplazando hacia la costa este, la preferencia es por un queso más blanco.

La variación de color indica que unos son de un sabor más dulce (los anaranjados) y otros con un toque más fuerte y picante (los blancos).

Hay varias versiones de cuándo y por qué se empezó a utilizar el achiote en el queso cheddar. Una cuenta que se usa desde el origen para distinguir este queso de otros. Por otro lado, se dice que el achiote sirve para hacerlo más apetecible.

Salsa de queso cheddar para acompañar

Ingredientes para dos raciones: 100 gramos de queso cheddar, 250 ml de leche, 20 gramos de mantequilla y 25 gramos de harina.

En un cazo, pon el queso (puede ser rayado o cortado en dados) y la leche. Remueve hasta que quede todo uniforme.

En otra cazuela, vierte la mantequilla y ve removiendo. Antes de que se funda del todo, échale harina y mézclalo hasta que quede todo sin grumos. Tras ello, pon esta mezcla con la otra y sigue mezclando hasta que quede una salsa homogénea.

Te puede servir para acompañar platos de pasta, carne y para 'dippear'.

Novamas » Cocina

Publicidad