TRUCOS DE COCINA

¿En qué casos puedes meter una cuchara de metal en el microondas?

Introducir metal en el microondas puede provocar accidentes graves, sin embargo, la cuchara puede salvar a las personas de quemaduras a la hora de calentar líquidos. Te explicamos qué casos se podría introducir una cuchara de metal en el microondas.

Eñe

Publicidad

¿Realmente es peligroso introducir utensilios de metal en el microondas? Aunque por regla general nunca se debe meter metal en este electrodoméstico por el riesgo de que puedan estropearse o explotar, existe una excepción con las cucharas.

No sirve meter cualquier cubierto, solamente las cucharas por su forma redonda que evitan que se concentren los electrones y se creen campos eléctricos intensos. Sin embargo, esto sí sucede en el caso de los tenedores y cuchillos por sus puntas que atraen la electricidad y provocan chispas. De hecho, hay que tener cuidado porque pueden hacer que nos despidamos de nuestro microondas.

Qué pasa si introduces un tenedor en el microondas
Qué pasa si introduces un tenedor en el microondas | Qué pasa si introduces un tenedor en el microondas

Cada vez más fabricantes recomiendan meter una cuchara en el microondas cuando vamos a calentar un líquido para evitar el riesgo de sufrir quemaduras eventuales. Esta recomendación podemos encontrarla visiblemente en algunos microondas o en sus manuales de uso.

Al calentar un líquido, por ejemplo, un vaso de agua, esta sustancia puede superar la temperatura de ebullición de 100 grados, pero no llegará a hervir ni producir ninguna burbuja, por lo que acumulará un sobrecalentamiento muy peligroso. Además, cuando usemos la cuchara, el líquido se calentará más rápido dado que el calor se reparte mejor.

De hecho, sacar el vaso del microondas, moverlo o echar algo en él puede provocar que rompa a hervir y nos salpique bruscamente en cualquier parte del cuerpo: manos, brazos y cara. Para evitar esto, debemos usar la cuchara y posteriormente sacarla del recipiente y echar azúcar y café para que este efecto se diluya. Por ello, si metemos la cuchara en el vaso desde un principio evitamos que esto pueda ocurrir.

Eso sí, no olvides guardar una separación de un par de centímetros entre la cuchara y la puerta o la cuchara con la pared del microondas para evitar que las ondas electromagnéticas lleguen a ella y estropeen el aparato.

Seguro que también te interesa...

Cucharas, tenedores, cuchillos... Así debes desinfectar el cajón de los cubiertos

Novamas » Cocina

Publicidad