NovaMás » Cocina

SNACK SALUDABLE

Patatas chips caseras con tan solo 2 ingredientes: crujientes y deliciosas

Esta receta sin frituras es una alternativa más saludable para disfrutar de este snack sin contar calorías.

Patatas chips.

iStock Patatas chips.

Publicidad

¿Cuánto te dura abierta una bolsa de patatas chips? Seguro que no pasa de la hora del vermut. Las patatas chips no solo son el snack estrella de los aperitivos, sino que cualquier momento del día es una buena ocasión para abrir una bolsa. Ya sea para calmar el hambre entre horas o como pica-pica en las celebraciones, las chips son un imprescindible que siempre deja contento a tu apetito.

Este snack nos encanta por su justo punto de sal, por su textura crujiente y por las notas de aceite de oliva tostado. Una combinación que hace que sea imposible comer una sola patata. Sin embargo, habitualmente solemos privarnos de comer un chip más porque sabemos que, aunque están riquísimas, son una inmensa fuente de calorías. El problema de este snack está en que se fríe en abundante aceite y esto incrementa mucho la cantidad de grasa del producto.

Pero, ¿sabías que hay una manera más saludable de hacer chips? Las puedes hacer en tu casa con tan solo dos ingredientes y conseguir un resultado igual de crujiente que el de una bolsa de supermercado recién abierta. ¿Lo mejor? Apenas llevan aceite, lo que las hace mucho menos grasas. Te contamos cómo hacerlas sin que pierdan su delicioso sabor.

¿Cómo hacer patatas chips caseras?

La instagramer de cocina, Vicky Foods, a través de su cuenta @seeds__chia, enseña esta receta de patatas chips caseras. Para hacerlas solo necesitas estos ingredientes:

Ingredientes

  • Patatas medianas
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: sal

Sigue estos sencillos pasos

  • Pela las patatas y córtalas con la ayuda de una mandolina o un cuchillo. Tienes que cortarlas muy finas, casi transparentes.
  • Cubre el plato del microondas con papel vegetal, píntalo con aceite y coloca encima las patatas.
  • Programa el microondas a máxima potencia y deja que las patatas se cuezan durante 3 minutos.
  • Una vez transcurrido este tiempo, sácalas del microondas y comprueba que estén crujientes. De no ser así, deja que se cuezan durante intervalos de 30 segundos más hasta conseguir la textura crujiente.
  • Cuando estén hechas, viértelas sobre un bol y espolvorea sal al gusto. Ahora ya estarán listas para comer.

Chips caseras en freidora

Si eres amante de la versión de chips clásica y te dan igual las calorías, siempre puedes optar por la receta tradicional.

En este caso, la única variante es que deberás tener a mano una freidora o una sartén con profundidad. Tendrás que freír las patatas por tandas pequeñas en abundante aceite muy caliente (tiene que estar entre 170 y 180ºC). Cuando vayas a echar las patatas en el aceite, hazlo de una en una para evitar que se peguen entre ellas. Una vez que estén doradas, deja que reposen sobre papel absorbente.

¿Qué patatas son mejores para freír?

Entre los miles de variedades de patatas que existen, las que mejor se fríen son la agria, la liseta, la monalisa y la kennebec.

Entre estas destaca la patata agria, ya que queda especialmente crujiente después de su fritura. Esta patata la reconocerás porque es amarilla tanto por fuera como por dentro.

La monalisa también es óptima para la fritura, ya que su baja composición en agua impide que se rompa y mantiene la textura crujiente durante más tiempo. Esta tiene la piel lisa y de color amarillo claro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

¿Quieres picar algo? Ahí van unos snacks saludables que puedes encontrar en el supermercado.

Publicidad