COCINA SENCILLA

Nidos de espaguetis de calabacín con huevo

Una manera diferente, y muy rica, de cocinar el calabacín.

Nidos de espaguetis de calabacín con huevo

Nidos de espaguetis de calabacín con huevo iStock

Publicidad

STORIES

La receta que te presentamos a continuación es muy sencilla y rápida de hacer. Y tiene un emplatado original que seguro que va a sorprender a tus familiares y amigos. Se trata de nidos hechos con espaguetis de calabacín acompañados con huevo.

Como veremos más adelante, se pueden añadir otros ingredientes como pesto, parmesano y tomate. ¡Toma nota!

Primer paso: los ingredientes

Además de ser un plato fácil de preparar, vas a necesitar pocos ingredientes.

Para 4 personas:

  • 1 calabacín (o medio si es muy grande)
  • 4 huevos
  • Guindilla (opcional)
  • 100 gramos de albahaca fresca
  • 200 gramos de queso parmesano rallado
  • 75 gramos de piñones
  • 2 dientes de ajo
  • Un pote de tomate triturado natural
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra

Segundo paso: ¿Cómo se hace?

Coge el calabacín y haz las tiras (a tu elección pelarlo o no). Para que queden finas como los espaguetis, utiliza un espiralizador o un pelador de patatas. Si, por lo que sea, no quieres hacer tú este paso, en el supermercado puede ser que encuentres las tiras envasadas.

Calabacines
Calabacines | Pexels

Cuando ya tengas las tiras hechas, llega el momento de hacer los nidos. Una vez has logrado que tengan la forma deseada, ponlos en una sartén con aceite de oliva virgen extra. En este paso, puedes añadirle un poco de guindilla, que retirarás al cabo de un rato (entre tres y cinco minutos).

Saltea los nidos y cuando veas que ya están en su punto, haz un hueco y pon el huevo salpimentado. Tapa la sartén hasta que el huevo esté cocido.

Esta es la elaboración principal. A partir de aquí, hay varias opciones para acompañar este plato.

Tercer paso: el acompañamiento

Una salsa que encaja muy bien con los nidos de calabacín es el pesto. Y se prepara así:

Separa las hojas de albahaca del tallo y límpialas con agua. Es importante que se sequen muy bien. Puedes presionar con la mano para quitarle el agua restante (ten cuidado de no romperlas) y luego ponerlas encima de un papel de cocina absorbente.

Ahora, en una sartén sin aceite, tuesta los piñones. Tras ello, incorpóralos en el vaso de la batidora junto con los ajos pelados y las hojas de albahaca. Pon aceite de oliva virgen extra hasta llenar la mitad del vaso. A continuación, tritúralo todo hasta que quede muy bien mezclado. Tras un rato, échale más aceite y vuelve a triturar.

Junto con el pesto, quedará ideal echarle queso parmesano rallado por encima.

Otra alternativa es el tomate. En una sartén aparte, mientras se cocinan los nidos de calabacín sin el huevo, pon tomate triturado natural (que puedes rallar tú o comprarlo en el supermercado) y tres o cuatro tomates cherry cortados por la mitad. Dos minutos después, pon los nidos para que se acaben de cocer y es en este momento cuando hay que incorporar el huevo. Como hemos contado en el paso anterior, deja que todo se cocine con la sartén tapada.

Un último consejo. El huevo de gallina lo puedes sustituir por uno (o dos) de codorniz.

Novamas » Cocina

Publicidad