NovaMás » Cocina

DE AUSTRIA A TU MESA

Galletas linzer: la merienda con la que enamorarás a tus invitados

Descubre la receta de las famosas pastas austríacas

Publicidad

A veces el típico bizcocho casero no es suficiente para sorprender a los invitados que vienen a tomar el café o el a tu casa. Para los amigos más gourmets, hace falta ser creativa y buscar opciones que les puedan sorprender.

Las galletas son el snack ideal para este tipo de encuentros, por eso, en este artículo te propongo que te animes a probar con unas típicas de la repostería austríaca: las galletas linzer.

Hablo de unas pastas que están compuestas por dos galletas muy finas (similares a una masa sablé) y que en medio llevan un corte con forma de corazón por donde asoma mermelada de frambuesa. Te suenan, ¿verdad?

No hace falta haber viajado al país de Mozart para haberlas probado, ya que se encuentran fácilmente en muchos supermercados de España. Pero con la siguiente receta, nunca más volverás a comprarlas hechas.

Ingredientes

Para la masa

  • 185 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 140 gramos de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 60 gramos de almendras molidas
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • 360 gramos de harina

Para decorar

  • Azúcar glas
  • Mermelada de fresa

Preparación

1. En un bol, echa la mantequilla, el azúcar, el huevo, las almendras molidas la harina y la esencia de vainilla.

2. Integra y amasa bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea.

3. Envuelve la masa en papel film y métela en la nevera durante 30 minutos.

4. Estirar la masa de galletas en la encimera enharinada con un rodillo. Lo ideal es conseguir un grosor de unos 3 milímetros.

6. Forma las galletas con cortadores en forma de círculos.

7. En las galletas de arriba utilizar un cortador más pequeño en forma de corazón, para darle forma en el centro.

8. Coloca las galletas a la bandeja con papel vegetal y precalienta el horno.

9. Hornéalas a 170 grados, con calor arriba y abajo, durante unos 10 minutos.

10. Comprueba que la masa esté hecha y déjalas enfriar sobre una rejilla.

11. Una vez estén frías, coge las galletas de abajo y rellénalas con una capa de mermelada de fresa.

12. Las de arriba, espolvoréalas con azúcar glas. Es importante hacerlo antes de montar las galletas o mancharás la mermelada y el corazón de mermelada perderá su gracia.

13. Colocar una galleta sobre otra y ¡listo! Ya puedes colocarlas en un plato bonito y servirlas a tus invitados o disfrutarlas tu misma.

Galletas con historia

Estos dulces llevan el nombre de la ciudad donde fueron creadas, Linz. Nacieron a mitad del siglo XVII como variación del linzertot, una torta hecha a base de almendras, harina, huevos y mantequilla que se rellenaba con mermelada de grosellas negras.

Tal y como cuentan en el portal Club de Cocina, el primero en producirlas fue un hombre llamado Johann Konrad Vogel que se casó con una mujer viuda y se hizo cargo de su panadería. Eso sucedió durante el imperio de los Habsburgo, cuya disolución se dio un siglo más tarde.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Aprende a hacer galletas de cumpleaños con esta sencilla receta.

Publicidad