POSTRE VERANIEGO

Flan de almendras: fresquito y ligero

Sírvelo al día siguiente de cocinarlo, así te apetecerá más comerlo este verano.

Flan de almendras preparado para comer

Flan de almendras preparado para comeriStock

Publicidad

El flan es un postre que no pasa nunca de moda y es un clásico de los menús de los restaurantes. Los más típicos son los de huevo y vainilla(y si van acompañados de una buena ración de nata, mejor). Pero también hay otras variedades para todos los gustos y que también son muy interesantes: de queso, de leche condensada, de café, de coco, de galletas María

En este caso, os queremos proponer la receta para preparar flan de almendras.

¿Cuáles son los ingredientes del flan de almendras?

Para hacer un flan para cuatro personas vas a necesitar 70 gramos de almendras, 100 gramos de azúcar, 250 ml de leche, 2 huevos y caramelo líquido (que consiste en 100 gramos de azúcar, 50 ml de agua y una cucharada de zumo de limón recién exprimido).

Como utensilios, prepara moldes de flan -o uno grande que se pueda meter en el horno-, picadora o mortero y bandeja o fuente para preparar el baño maría. También tendrás que utilizar papel de plata.

¿Cómo se prepara el flan de almendras?

En primer lugar, calienta el horno a 180 grados. Mientras tanto, bate los huevos con el azúcar y luego añade la leche y sigue removiendo. Tras unos segundos es el momento de añadir las almendras.

Y aquí hacemos un alto en el camino. Las almendras tienen que ser crudas y sin piel. Las puedes comprar ya trituradas o enteras. Si optas por la segunda opción, antes de incorporarlas a la mezcla de huevo, leche y azúcar, las tendrás que pasar por la picadora (si no tienes, machácalas con el mortero). Una vez ya picadas, ahora sí, añádelas a la mezcla.

Llegados a este punto es el momento de hacer el caramelo líquido (aunque también lo puedes comprar). En una sartén, pon el azúcar y el zumo de limón y espera a que quede el punto de caramelo que prefieras. Baja el fuego, incorpora el agua caliente y remueve unos dos o tres minutos. Pasado este tiempo ya está listo para poner en el molde o moldes pequeños para flan.

Cuando tengas todos los moldes con el caramelo, pon la mezcla y cúbrelos con papel de plata.

El siguiente paso es coger una fuente con agua que cubra hasta la mitad de los moldes para cocinarlos al baño maría. Ponla en el horno y espera entre 30 y 40 minutos. Aquí debes tener en cuenta que el tiempo varía según la temperatura y el horno que tengas. Así que te recomendamos que vayas vigilando para que no se pase de cocción. Para comprobar que ya está hecho, pincha el flan con un palillo y si sale seco es que ya está preparado.

Esta receta puede ser una muy buena opción para los postres de este verano, por eso, es mejor que cuando estén hechos los flanes, los pongas a la nevera y los comas al día siguiente.

Para acompañar el flan, además de la nata que hemos comentado, puedes comprar compota de frutos rojos o una variedad de frutos secos (nueces, avellanas, pistachos…).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Flan de dos chocolates: una receta deliciosa, facilísima y sin horno

Novamas» Cocina

Publicidad