NovaMás » Cocina

PARA PINCHES

Donuts de plátano al microondas: una merienda lista en 4 minutos

Te contamos cómo preparar el dulce favorito de los más golosos, que está triunfando en las redes.

Rosquillas de chocolate

Rosquillas de chocolate iStock

Publicidad

Qué rico está lo dulce… y qué difícil es hacer postres elaborados en casa. Las rosquillas de chocolate habituales son deliciosas, pero como muchas recetas de pastelería en general, no son tarea fácil. Las elaboraciones de repostería necesitan de mucha precisión en cuanto a cantidades de ingredientes, procesos, técnicas y maquinaria…

Seguro que alguna vez nos hemos decepcionado con el resultado de una elaboración de pastelería que en internet parecía fácil. Sin embargo, en nuestra cocina, la falta de buenos instrumentos de pesaje y manipulación del producto, no nos permiten llegar al éxito en nuestras preparaciones dulces.

Pero si aún así queréis atreveros con los donuts, TikTok nos propone una receta muy fácil y con la que no correremos riesgos. Se trata de unas deliciosas rosquillas de plátano que, además, no necesitan freírse. Los pones al microondas y los tendrás listos antes que tus peques te estén pidiendo la merienda.

El producto estrella de estas rosquillas es el plátano, que sustituye la gran cantidad de azúcar que llevan las recetas de donuts habituales.

Cómo hacer donuts de plátano al microondas

Para hacer estos dulces no tienes que salir de casa a comprar nada. Seguro que todos sus ingredientes los encuentras fácilmente en tu nevera o en la despensa. Estas son las cantidades para 6 donuts:

- 1 plátano y medio (en su punto o más bien maduro)

- 1 yogur natural

- 100 gr de harina

- 10 gr de levadura química

- 1 huevo

- 1 cucharadita de vainilla líquida

- 1 tableta de chocolate con leche para fundir. También puedes usar chocolate negro o blanco, al gusto.

- Virutas de colores para decorar.

- Molde para rosquillas

Para preparar este dulce, debes seguir los pasos siguientes:

1. En el recipiente para la batidora añadimos el plátano, el yogur, la harina, la levadura, la vainilla y el huevo. Mezclamos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa uniforme.

2. Agregamos la masa en moldes circulares para rosquillas (cada molde individual tiene un hueco vacío en medio), si el molde es de silicona, mejor. De no ser así, tendremos que engrasarlo antes.

3. Ponemos los moldes en el microondas a máxima potencia alrededor de 4 minutos. Si quedan crudos, añadimos 30 segundos más.

4. Mientras, derretimos el chocolate.

5. Cuando los donuts estén listos, los bañamos con el chocolate y decoramos con las virutas.

Tus peques no podrán esperar a que el chocolate se endurezca para comerlos…

¿Qué pasa si no tengo molde?

Si no tienes moldes de rosquilla en casa, no te apures: existe una opción alternativa, aunque es un poco aparatosa. Se trata de usar platos de café (que no sean totalmente planos) y vasos de chupito.

Si optas por esta opción, tienes que poner el vaso de chupito en el centro del plato y agregar la pasta rodeando el vasito. El inconveniente está en que es posible que no te quepan los 6 platos de café al microondas al mismo tiempo, tendrás que hacer los donuts de dos en dos. Ten en cuenta también que, posiblemente, la forma circular no quede tan perfecta como si utilizaras un molde, pero de sabor estarán ricos igual.

Si finalmente te animas a comprarlos, los puedes encontrar en Amazon a precios económicos.

Rosquillas con azúcar glaseado
Rosquillas con azúcar glaseado | iStock

El agujero más famoso del mundo

¿Te has preguntado cuál es el origen del característico agujero de este dulce? Su historia se remonta muchos años atrás, en el siglo XVI los holandeses empezaron a popularizarlo bajo el nombre de olykoek y, básicamente, era un bollo de masa y aceite frito.

A lo largo de los siguientes siglos, llegó a Estados Unidos. Allí, los ingleses lo empezaron a bautizar como doughnuts (pasta de nueces), pero no sería hasta el 1847 cuando adquiriría su forma habitual.

La historia dice que un marine estadounidense, Hanson Gregory, se encontró un donut con el interior crudo. Para resolverlo, retiró el centro del bollo y lo volvió a freír, consiguiendo un dulce mucho más sabroso. La idea gustó y rápidamente se extendió la versión que hoy en día conocemos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo hacer una tarta de nubes de gominola en casa: ¡Muy fácil y sin horno!

Publicidad