EL FALSO FRUTO SECO

¿Cuánto engordan las castañas?

Si durante este otoño te estás absteniendo de comer castañas, este artículo está hecho para ti.

Castañas

Castañas Unsplash

Publicidad

STORIES

No hay nada más apetitoso durante estos días que una papelina de castañas acabadas de asar. Las castañas son el producto del otoño por excelencia, pero el período de tiempo en el que las podemos consumir es tan breve (solo dura un par o, como máximo, tres meses al año), que no podemos desaprovechar ni un día sin comerlas.

Alrededor de las castañas existen muchas incógnitas: ¿Es un fruto seco? ¿Son saludables? ¿Cuánto engordan? Por lo general, este alimento siempre se ha asociado con un producto calórico por su densidad y consistencia, como otros frutos de otoño, como los higos o los frutos secos en general (avellanas, anacardos, almendras, etcétera).

Ahora bien, ¿realmente deberíamos abstenernos de comer castañas por si estas engordan? Damos respuesta a la gran pregunta.

¿Las castañas son un fruto seco?

Aunque se les asocia con este grupo de alimentos, lo cierto es que difieren bastante en cuanto a la composición nutricional, ya que, contienen una proporción muy alta de hidratos de carbono y de agua. Mientras que la proporción de grasa y proteínas es muy menor que la de los frutos secos.

Entonces, te estarás preguntando, ¿Qué son exactamente las castañas? En realidad, si nos fijamos en la composición nutricional, se parecen más a un cereal que a un fruto seco. Por un lado, porque son ricas en fibra y en hidratos de carbono. Por otro, porque la proporción de grasa es similar también a la de los cereales y, en todo caso, muy por debajo que la de los frutos secos.

Por lo tanto, por lo general, se sigue diciendo que la castaña es un fruto seco por sus características organolépticas y de recolecta, pero al tener menos grasa, son mucho menos calóricas que los otros alimentos de su familia.

¿Cuántas calorías tienen las castañas?

Cómo decíamos, las castañas no son, ni mucho menos, el fruto seco que más engorda. Unos 100 gramos de este alimento solo aportan 190 calorías y contienen unos 5 gramos de grasa, en comparación con los 45 gramos que suelen tener, aproximadamente, otros frutos secos.

Casi la mitad de la composición de las castañas es agua, además aportan buenas cantidades de ácidos grasos omega 3 y omega 6. Por todo esto, la buena noticia es que, las castañas no solo son deliciosas de sabor, sino que hasta son saludables y bajas en grasa.

Beneficios de las castañas

Ricas en fibra

100 gramos de castaña aportan alrededor de 7 gramos de fibra. Esta es una cantidad similar a frutos secos como el pistacho o las nueces. La fibra es el elemento que hace que las castañas sean saciantes, por lo que con poca cantidad nuestro estómago se queda satisfecho y no necesitamos comer nada más.

Alta cantidad de minerales

Las castañas son ricas en potasio, que es especialmente beneficioso para los riñones, ya que evita la retención de líquidos, la hipertensión y es bueno para la asimilación de proteínas.

Por otro lado, también aportan una buena cantidad de hierro, necesario para no padecer anemia, cansancio o fatiga. Por último, contienen fósforo, magnesio y calcio, tres minerales necesarios para mantener en buen estado y fortalecer los huesos.

Ricas en vitamina B

Las castañas son ricas en vitamina B, un nutriente que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso, tiene propiedades antioxidantes y refuerza el sistema inmunitario.

Ricas en omega 3 y omega 6

Por último, las castañas tienen abundantes beneficios de cara a la protección cardiovascular, ya que contienen grasas insaturadas saludables y ácidos grasos omega 6 y omega 3. Además, no tienen colesterol, por lo que son fantásticas para proteger el sistema cardiovascular.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Sartén, horno o microondas: ¿Cómo asar castañas en cada uno de los casos?

Novamas » Cocina

Publicidad