PARA DÍAS DE FRÍO

Crema de coliflor, pera y queso

¿Aburrida de la crema de calabaza, calabacín o champiñones? En este artículo te proponemos una receta original para que vayas turnando los sabores de las cremas, tan socorridas en invierno. Atrévete a cocinar una sopa de coliflor, pera y queso, una combinación que te puede sorprender a ti y a tus comensales.

Crema de verduras con semillas

Crema de verduras con semillas Gtres

Publicidad

No hay nada que apetezca más un día de lluvia o de frío intenso que un buen plato de sopa caliente. Sin embargo, más allá caldo del cocido o del puchero, ese que lleva diferentes carnes, hueso de jamón, verduras, legumbre y pasta; una rica crema puede ser una muy buena opción de plato caliente.

En muchas ocasiones echamos mano de elaboraciones conocidas, recetas que han sido un clásico en nuestros hogares desde siempre: la crema de calabacín, la de calabaza, la de champiñones, la de alcachofas… grandes clásicos de la cocina casera.

En el artículo de hoy te proponemos una crema de coliflor, pera y queso, algo especiada y con un crujiente de almendras, para que salgas de tu zona de confort y pruebes algo diferente, a la vez que delicioso. ¡Atrévete a experimentar entre los fogones y disfruta de esta rica y saludable crema!

Receta de crema de coliflor, pera y queso

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • 2 peras
  • 500 ml de agua
  • 250 ml de leche o bebida vegetal
  • 1 cucharada de AOVE
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de orégano
  • 20 g de almendras
  • 80 g de copos de avena
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de semillas variadas (amapola, calabaza, lino, etc)
  • 50 g de parmesano rallado

Modo de elaboración:

1. Quitamos las hojas de la coliflor entera y la troceamos. Al mismo tiempo, pelamos y troceamos dos peras. Reservamos.

2. Podemos una cazuela a fuego medio, incorporamos una cucharada de aceite de oliva virgen extra, los dos dientes de ajo laminados, las almendras y el orégano, y tostamos un poco.

3. A los pocos minutos incorporamos la coliflor y la pera troceada, agregamos el agua y la leche -o bebida vegetal- y dejamos que alcance el punto de ebullición y mantenemos en el fuego hasta que la coliflor esté cocida.

4. Una vez alcanzado el punto de cocción correcto, solo debemos introducir el brazo de la batidora en la cazuela y triturar bien la crema.

5. Antes de servir, preparamos unos toppings para decorar la superficie de la crema en el plato a base de almendras troceadas, semillas variadas -de lino, de girasol, de amapola, las que más te gusten- y el queso parmesano rallado. Le dará un toque crujiente y un sabor excepcional.

Tipos de semillas

Estamos acostumbrados a tomar diferentes panes con semillas y a consumirlas con yogures y frutas para deleitarnos con desayunos y meriendas sanas y sabrosas. Sin embargo, las semillas son un topping estupendo para las cremas.

Además de los picatostes o los daditos de jamón o bacon para las cremas, una opción muy saludable para añadir un crujiente a una crema de verduras es utilizar diferentes tipos de semillas.

Las pipas de girasol, las de calabaza, las de amapola, las de lino, las de chia, las de hinojo y un largo etcétera son una opción llena de grasas saludables, proteínas, vitaminas, minerales y un gran número de nutrientes que son un aporte excelente de energía y nos colman de salud.

Novamas » Cocina

Publicidad