NovaMás » Cocina

VIDRIO RELUCIENTE

Cómo eliminar y evitar la cal de los vasos

Descubre cómo eliminar las manchas de cal de esos vasos que se han vuelto completamente opacos.

Vaso con cal y vaso reluciente

iStock Vaso con cal y vaso reluciente

Publicidad

Con el paso del tiempo, tus copas empiezan a adquirir un tono blanquecino y sientes bochorno al tener que servir bebidas a tus amigos en recipientes que parecen estar sucios.

Esas incrustaciones, presentes en muchos utensilios de cristal, no se generan únicamente por el desgaste, sino que la principal culpable es la cal.

Frotar tus vasos con agua y jabón no te va a servir de nada, pero puedes adquirir otros hábitos para devolverle el brillo a tus vasos y copas de cristal.

Con una mezcla de limón y sal

Eliminar la cal no es sencillo, pues requiere constancia. Un producto completamente natural que puedes emplear es el limón. Se trata de un alimento saludable para el cuerpo porque - entre otras cosas - ayuda a limpiar el organismo, pero también te ayudará a eliminar las bacterias de tu hogar.

Exprime el zumo de medio limón y, con un trapo, frótalo por la superficie de tus vasos. Cuando esté completamente impregnado, echa un poco de sal en el utensilio y restriégala con cuidado. Gracias a la rugosidad de los granos, la sal se convertirá en un estropajo que retirará las incrustaciones.

Bicarbonato o vinagre

El bicarbonato de sodio es un químico potente muy recomendado para limpiezas profundas, además de ser un gran abrillantador. Para lograr que tu vaso tenga el mismo aspecto que el primer día, mezcla en un recipiente, agua caliente, un par de cucharadas de bicarbonato y una pizca de sal.

Sumerge el vaso y déjalo actuar diez minutos. Cuando veas que las manchas blancas se han ido, lava tu utensilio de forma normal. También puedes usar vinagre blanco para limpiar: empapa un trapo seco con un poco de vinagre y limpia el vidrio con él. Después, enjuágalo bien con agua para eliminar el exceso.

Un poco de dentífrico

Aunque quizás sea el truco más pringoso, su resultado te va a encantar. Esparce pasta de dientes por toda la superficie, con los dedos, un trapo o incluso con un cepillo de dientes, para luego poder frotar. Para que actúe correctamente, deja el dentífrico alrededor de cinco minutos y luego lávalo muy bien para que no quede ningún resto químico.

¿Cómo podemos evitar la cal?

La cal es una sustancia con una fuerte presencia en las aguas 'duras', aquellas que contienen una alta cantidad de minerales. De hecho, es el principal causante de que tus tuberías no funcionen correctamente y que incluso se acaben rompiendo por ese exceso.

Resulta difícil eliminarla e incluso prevenir su presencia. Para limpiar tus tuberías, puedes usar los productos planteados en el artículo, por ejemplo, mezcla bicarbonato de sodio y vinagre blanco y échalo por el desagüe.

Filtra el agua

Aunque no sea del todo perjudicial para la salud, cuando consumimos agua del grifo, inevitablemente ingerimos algo de cal. Si no quieres beber agua embotellada, puedes adquirir un descalcificador, aunque sabemos que es costoso.

Puedes optar por una opción más barata, comprando un dispensador de agua filtrada. Este tipo de dispositivos llevan incorporados unos cartuchos que actúan como filtros, eliminando todas aquellas partículas innecesarias y sólidas que pueda contener el líquido. Échale un vistazo al dispensador que te ofrece Amazon, con el que podrás depurar casi cinco litros de agua.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cisterna del inodoro: Cómo limpiarla y cada cuánto tiempo hacerlo

Publicidad