SIGUE ESTOS PASOS

Cómo conservar más tiempo el queso: ¿se puede congelar?

¿Te gusta el queso y quieres mantenerlo durante más tiempo? No te preocupes porque traemos la solución. A continuación, te explicamos cómo conservar el queso de la manera correcta para evitar que se estropee.

Hyliacom

Publicidad

El queso es uno de los principales alimentos que acompañan al plato principal en la comida y en la cena. Se puede usar para cocinar, para hacer una lasaña e incluso para servirlo como un aperitivo. Sin embargo, cuando guardamos el queso en la nevera, solemos tardar bastante en consumirlo del todo y puede estropearse. Por ello, debes tener en cuenta que existen quesos que son más duraderos, pero hay otros que cogen moho en poco tiempo.

¿Alguna vez te has preguntado si se puede congelar el queso para aumentar el tiempo de conservación? Para evitar desperdiciar estos lácteos, puedes congelarlos sin ningún problema, pero eso sí, debes seguir paso a paso lo que te vamos a explicar a continuación.

Cada tipo de queso tiene una textura diferente y se mantiene mejor o peor cuando lo descongelas. Los quesos frescos contienen mucho contenido líquido y su textura se estropea al guardarlos en el congelador porque ese líquido se cristaliza. En cambio, los quesos grasos y duros son los que mejor aguantan, porque tienen menos líquido que pueda romper su estructura y puedes conservarlos en el congelador.

queso
queso | Tecnoxplora

Cómo congelar el queso

Para congelar el queso debe estar en perfecto estado, por lo que, si ya tiene moho, seguirá deteriorándose en el congelador. De hecho, es mejor guardarlo en porciones que no sean grandes, porque una vez descongelado no podrás volver a meterlo en el congelador. Para evitar que se deshidrate debe estar bien protegido, para ello, puedes usar film transparente y enrollarlo con varias capas o también meterlo en bolsas al vacío o en túpers que cierren bien para evitar que entre aire y se estropee el queso.

Cómo descongelar el queso

Para descongelar el queso es mejor no dejarlo a temperatura ambiente. Como cualquier alimento, es mejor meterlo en la nevera y preferiblemente en la parte baja porque es la menos fría. Después de unas cuantas horas lo podrás sacar y dejar a temperatura ambiente y ya estará listo para volver a consumirlo. Eso sí, aunque con algunos alimentos puedes hacerlo, en ningún momento debes introducirlo en el microondas para descongelarlo.

Seguro que también te interesa...

Así debes conservar los limones una vez cortados

Novamas » Cocina

Publicidad